Energía

Los ministros de Energía de la UE debaten qué hacer tras el corte del gas ruso

Moscú ha cancelado el flujo a Polonia Bulgaria, que se negaban a pagar en rublos

Los ministros de Energía de la UE debaten qué hacer tras el corte del gas ruso

Los ministros de Energía de la Unión Europea mantendrán este lunes una reunión extraordinaria para abordar la situación energética en el mercado comunitario en el contexto de la invasión rusa de Ucrania y después de que la compañía de gas estatal rusa, Gazprom, decidiera cortar el suministro a Polonia y Bulgaria esta semana ante la negativa de ambos países de pagar el gas en rublos como exige el Kremlin.

La jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, tildó esta semana la decisión de Moscú de cortar el suministro a Polonia y Bulgaria de "provocación" pero dejó claro que "no sorprende" al bloque que el Kremlin quiera utilizar los combustibles fósiles para chantajear a la UE. En un paso más, Von der Leyen aseguró que, actualmente, Polonia y Bulgaria están recibiendo gas de "sus vecinos europeos", una muestra de solidaridad ante posibles disrupciones del suministro de gas. La exigencia de Rusia de reclamar el pago por sus exportaciones de energía en rublos, en lugar de en dólares como están denominados los contratos, no está formalmente en el orden del día de la cumbre.

El debate buscará asegurar el abastecimiento y las reservas de gas en la UE así como el flujo dentro del mercado comunitario. También se centrarán en las posibles medidas a aplicar para gestionar el uso del gas y las compras de gas conjuntas en el mercado único de forma coordinada entre los Estados miembros con el objetivo de establecer una posición común.

Este es precisamente el principal escollo de la cumbre, de la que no se espera ninguna conclusión, sino mantener un intercambio de posturas para analizar qué medidas en términos de preparación, solidaridad y coordinación pueden adoptar los Estados miembros a nivel nacional y europeo de cara a asegurar el suministro de gas. En el trasfondo del debate estará un posible embargo a las importaciones de petróleo ruso, que Bruselas propone para finales de año y será la base del sexto paquete de sanciones a Rusia por la Comisión Europea, según Bloomberg. Un paquete que requeriría de unanimidad entre los Estados miembros para entrar en vigor.

El ministro de Energía húngaro, Gergely Gulyas, ha anunciado que el Gobierno de Orbán no apoyará ningún tipo de embargo al petróleo ruso. "Estas decisiones requieren unanimidad. No tiene sentido que la Comisión proponga sanciones que afecten al gas o al petróleo ruso, lo que restringirá el abastecimiento a Hungría", explicó.

Quien sí abraza ahora asumir esta medida es Alemania, muy reticiente hasta ahora y cuya economía está muy ligada a las materias primas importadas desde Rusia. Según afirmó un asesor del presidente alemán, Olaf Scholz, a Financial Times Berlín reclama a la UE tiempo para encontrar fuentes de abastecimiento de petróleo alternativas para la primera economía de la Unión.

El problema está en la dependencia de la economía europea del gas ruso, que supone un quinto de la generación de energía en el continente. Un informe de JP Morgan que cita Bloomberg afirma que un corte de las importaciones de gas ruso a Europa llevará al shock a los mercados energéticos. Las reservas de gas en Europa están ya al 32% de su capacidad.

Los ministros de Energía de la UE discutirán este lunes precisamente las propuestas de almacenamiento de gas derivadas de la reunión a nivel de embajadores de esta semana, aunque no se espera que la decisión final se extraiga de esta reunión, sino que se prevé que llegue a finales o principios de la próxima.

Cabe recordar que España y Portugal presentaron esta semana una propuesta para que la UE reconozca las características específicas de la Península Ibérica en el almacenamiento de gas y que se fijen unos niveles mínimos de almacenamiento del 80% en 2022 en adelante, frente al objetivo del 90% planteado por la Comisión Europea. La propuesta, presentada en una reunión de los Veintisiete a nivel de embajadores, plantea que estos niveles de almacenamiento se puedan complementar con reservas de gas natural licuado (GNL) para alcanzar ese objetivo del 90%.

Normas
Entra en El País para participar