Proyecto en Madrid

Merlin reconvertirá en restaurantes seis plantas del edificio de Fnac en Callao

El grupo francés negocia permanecer en una parte de su histórica tienda. La inmobiliaria abrirá también nuevos locales a pie de calle

Edificio de la Fnac en la plaza de Callao de Madrid.
Edificio de la Fnac en la plaza de Callao de Madrid.

Merlin Properties quiere aprovechar la ubicación estratégica de su edificio de Callao en Madrid, donde se ubica actualmente Fnac, para crear una nueva oferta exclusiva de restaurantes con terraza, en lo que cree que será la joya de la corona de ese inmueble. Igualmente, abrirá nuevos locales comerciales a nivel de calle y existe todavía la duda de si el grupo de distribución francés permanecerá en su histórica tienda.

La inmobiliaria ha diseñado un proyecto de rehabilitación en el que las seis últimas plantas del edificio estarán destinadas a la gastronomía, muy enfocada a la restauración de calidad y de nueva oferta en la capital, según fuentes de la compañía.

Esta propiedad cuenta con una superficie de 10.300 m² distribuida en 11 plantas. Desde el sexto nivel estará destinado a esa nueva zona gourmet. Como atractivo, además, la planta sexta, la octava y la última tendrán terrazas con vistas al horizonte madrileño.

Desde esta sociedad patrimonialista se considera que esta oferta puede ser muy atractiva por su ubicación en el centro, en la confluencia de Callao, Gran Vía y Preciados, uno de los ejes comerciales con más afluencia de Europa. Además, cuenta con la ventaja de ser uno de los edificios más altos del centro histórico, por lo que las vistas desde las terrazas de los restaurantes pueden ser uno de los puntos más atractivos.

Justo en el edificio colindante de la calle del Carmen, El Corte Inglés cuenta con una zona gastronómica en una planta con varios operadores. No muy lejos, en la Galería Canalejas de la puerta del Sol, OHLA y su socio Mohari también inauguraron recientemente una zona de food court con varias marcas. Pero en el caso de Merlin, la socimi buscará restaurantes que cubran completamente una o dos plantas y a los que se accederá de forma directa desde la plaza de Callao. En estos momentos, la inmobiliaria negocia con varios candidatos.

Merlin reconvertirá en restaurantes seis plantas del edificio de Fnac en Callao

Conversaciones

La intención de la inmobiliaria es mantener el uso mixto del edificio, con restauración, oficinas y retail. En la actualidad, Fnac es el único inquilino del edificio, ocupando 7.000 m², tras la salida de varias empresas de la zona de oficinas ante la próxima reforma.

La mayor incógnita actual es saber si el grupo de distribución se mantendrá como inquilino del edificio, aunque en cualquier caso perderá espacio comercial. La inmobiliaria española cotizada en el Ibex 35 negocia la continuidad del grupo francés en su tienda más icónica, la primera que tuvo en su desembarco a España en 1993, en un edificio que anteriormente ocupó Galerías Preciados. Se entiende que ambas partes tienen vocación de que el almacén continúe en Callao. Las conversaciones actuales se centran en cómo compatibilizar el negocio con una obra que se prevé que se extienda durante dos años. Sin la Fnac en el interior –con el edificio vacío– también es comprensible que la obra sea más ágil y sencilla.

A Fnac se le acaba el contrato de arrendamiento a finales de año y será desde ese momento cuando está previsto que comience la reforma, que no estará concluida hasta 2025. Un portavoz de la compañía gala informa que no puede ofrecer información sobre conversaciones en curso. “Las negociaciones y renegociaciones de renta de las ubicaciones comerciales forman parte de la más absoluta normalidad de la actividad del retail”.

Otra de las grandes novedades para Callao serán los nuevos locales comerciales a pie de calle. El proyecto de Merlin puede tener todavía diferentes configuraciones dependiendo de los inquilinos, pero trabaja en que pueda abrirse una tienda de 1.300 m² con un nuevo acceso por la calle de Rompelanzas y otra con acceso en Preciados y Carmen. Esta nueva oferta comercial mejoraría las rentas para la socimi. En la cuarta y quinta planta, además, ha diseñado un espacio de oficinas.

Alrededor de 19,4 millones de inversión

Esta propiedad llegó a la cartera de Merlin procedente de la integración de las propiedades terciarias de Metrovacesa. En 2018, la socimi valoró esta rehabilitación en 19,4 millones de euros en otra presentación para inversores.

La inmobiliaria introdujo en el documento de su última presentación de resultados la reforma del inmueble dentro de su plan denominado Flagship de mejoras en sus activos comerciales, después de que este proyecto haya estado en suspenso en los últimos años por la complejidad de la tramitación de licencias, ya que el edificio está protegido. Entre otros requisitos urbanísticos, ha tenido que superar el visto bueno de la Ciphan de Madrid, la Comisión Institucional para la Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural.

Normas
Entra en El País para participar