Automoción

CIE arranca el año en récord y con 1.500 millones para comprar empresas

Beneficio neto de 82 millones, un 5% más, con un aumento de las ventas del 11%

Jesús María Herrera, CEO de CIE Automotive.
Jesús María Herrera, CEO de CIE Automotive.

CIE Automotive ha batido sus récords en el arranque del año. Con crecimientos del 5 % en el resultado neto, al ganar 82 millones, y del 11 % en ventas, al contabilizar 972 millones. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) también fue el mejor resultado trimestral en el registro histórico de un grupo con una trayectoria industrial de más de un cuarto de siglo. Alcanzó los 159 millones, un 1,46 % más. 

En la junta de accionistas celebrada este jueves en Bilbao, el consejero delegado de CIE Automotive, Jesús María Herrera, resaltó que la deuda está bajo control (equivale a 2,34 veces el Ebitda). Lo que permite desplegar un plan de inversiones de 1.000 millones hasta 2025 en la puesta a punto de su red fabril, integrada por un centenar de fábricas en dieciséis países, y contar con otros 1.500 millones para la adquisición de empresas del sector de componentes de automoción y para la recompra de acciones propias con amortización posterior. Desde CIE consideran que la cotización de la acción no corresponde a su valor (ayer cerró en Bolsa por encima de los 20 euros y los analistas apuntan a los 30 euros como precio objetivo). A este apartado destinará un máximo de 150 millones.

Por tanto, la mayor parte de los 1.500 millones citados tendrán por destino las operaciones inorgánicas. Herrera no avanzó los próximos pasos en este ámbito, pero sí reconoció que casi todos los años compran empresas. En la citada trayectoria de 26 años ha integrado a un centenar de compañías. Su estrategia apunta a que a partir de 2025 el grupo cuente con un Ebitda consolidado de 1.000 millones con unos beneficios netos de 500 millones.

Como destacó en la junta Antón Pradera, presidente de CIE, el sector de automoción vive una coyuntura internacional difícil, con problemas logísticos y de suministro de chips, pero la demanda de coches supera a la oferta, con lo que marcas y proveedores se concentran en la producción de coches de alta gama, los que más margen dejan.

La junta duró noventa minutos y con esos números no hubo preguntas. CIE mantiene el compromiso de destinar la tercera parte de los resultados al pago de dividendos. Sí preocupa la evolución de la pandemia en China, que supone el 10 % de los ingresos de CIE.

Normas
Entra en El País para participar