Pérdidas

EE UU detiene al dueño del fondo Archegos por presunto fraude multimillonario

Arresta a Bill Hwang, propietario del fondo de inversión que se vino abajo hace algo más de un año, y al jefe financiero del vehículo

Oficinas que acogían a Archegos Capital en Manhattan, Nueva York
Oficinas que acogían a Archegos Capital en Manhattan, Nueva York Reuters

Las autoridades de Estados Unidos arrestaron este miércoles por supuesto fraude a Bill Hwang, el dueño de Archegos, un fondo de inversión que se vino abajo hace algo más de un año causando pérdidas multimillonarias a numerosas entidades financieras.

Junto a Hwang fue detenido el que fuera jefe financiero del fondo, Patrick Halligan, y está previsto que ambos comparezcan a lo largo del día ante un juez de Nueva York, informan varios medios estadounidenses.

Según el escrito de acusación hecho público por la Fiscalía, Hwang y Halligan se enfrentan a varios cargos de fraude y asociación delictiva por una supuesta trama para manipular el precio de acciones que figuraban en la cartera de Archegos y defraudar a bancos de inversión. Esas acciones, según las autoridades, permitieron que la cartera del fondo pasase en un sólo año de 1.500 millones de dólares a unos 35.000 millones.

El negocio de Archegos se desmoronó en marzo de 2021 y afectó a grandes entidades como Credit Suisse, Nomura, UBS y Morgan Stanley, que tuvieron que apresurarse a liquidar sus intereses vinculados con el fondo y perdieron cantidades multimillonarias.

El escándalo volvió a poner sobre la mesa el riesgo de productos financieros derivados, que ya estuvieron detrás de la crisis de Lehman Brothers, pues Archegos utilizó esos instrumentos como parte central de su estrategia.

Esta no es la primera vez que Hwang se ve envuelto en la polémica, pues el millonario inversor ya fue denunciado por tráfico de información privilegiada cuando era el gerente de Tiger Asia, por la que pagó una multa de 44 millones de dólares.

Hwang, que había hecho su fortuna tras la crisis de los "tigres asiáticos" de los 90, regresó a Wall Street con Archegos Capital Management, su brazo inversor personal y que operaba en secreto gracias a instrumentos financieros derivados que le permitían adoptar grandess posiciones en empresas cotizadas sin necesidad de adquirir los títulos con la mediación de los bancos de inversión afectados, que a cambio recaudaban cuantiosas comisiones.

Normas
Entra en El País para participar