Textil

Adolfo Domínguez perdió 9,3 millones en 2021 tras vender un 43% más

El resultado negativo es la mitad del que registró en el ejercicio anterior

Antonio Puente, director general, y Adriana Domínguez, presidenta ejecutiva de Adolfo Domínguez
Antonio Puente, director general, y Adriana Domínguez, presidenta ejecutiva de Adolfo Domínguez

La firma de moda Adolfo Domínguez cerró su ejercicio fiscal 2021, terminado este pasado 28 de febrero, con una pérdida neta de 9,2 millones de euros, una reducción del 50% respecto a los números rojos que presentó un año antes, tras mejorar sus ventas un 40% hasta los 92 millones, de los que 13 se generaron a través del canal online. Una cifra de negocios que aún está un 20% por debajo de las que presentó en el último ejercicio previo a la aparición de la pandemia.

Pese a las pérdidas, la empresa que preside Adriana Domínguez se muestra optimista de cara a la evolución futura del negocio. En el segundo semestre del ejercicio logró un beneficio neto de 1,5 millones de euros, así como un ebitda de seis millones. El resultado operativo al cierre del año contable fue de 400.000 euros, que contrastan con la cifra negativa de 6,8 millones de 2020.

"El año todavía estuvo marcado por los efectos de la pandemia", ha valorado este miércoles el director general de la compañía, Antonio Puente, que ha sido propuesto para ser nombrado consejero delegado, movimiento que la junta de accionistas deberá ratificar el próximo 30 de mayo. Adriana Domínguez continuará como presidenta ejecutiva, y según ha aclarado esta, las funciones seguirán repartidas como hasta ahora. "Después del verano vimos una recuperación notable de la actividad, que se vio truncada con la variante ómicron. Pero el ebitda y el beneficio del segundo semestre nos da tranquilidad y la seguradad de que, con la recuperación del consumo, podamos volver a la senda ascendente en la rentabilidad que teníamos antes de la pandemia", ha valorado.

El lastre del primer semestre marcó el resultado final del año para Adolfo Domínguez. Durante el mismo acumuló una pérdida neta de 10,7 millones, ya que, por un lado, la demanda seguía en niveles bajos por la pandemia, y por otro, concentró los costes asociados al ERE que conllevó la salida de 259 trabajadores en mayo del año pasado, y que rondaron los 10 millones de euros.

La compañía también voloró la recuperación del margen, que alcanzó el 56% de las ventas, lo que supone recuperar niveles pre Covid. "Hemos conseguido salir del ciclo de promociones y ser menos dependientes de ellas", apuntó Puente. Conservar ese margen es un objetivo "prioritario" en este ejercicio, como ha reconocido Adriana Domínguez, en un escenario de subidas de costes y en el que las subidas de precios parecen inevitables. "Nuestra propuesta va más allá del precio. El depender menos de las promociones no nos hace concentrarnos solo en eso. Sí estudiamos proveedor por proveedor, caso a caso, y si tenemos que hacer una subida la haremos, y si hay que bajarlos, también lo haremos. La voluntad es tener un precio suficientemente cómodo para nuestros clientes", ha dicho Puente.

"Queremos que el cliente entienda que el camino que hacemos para justificar un precio que consideramos justo: ropa de autor, mejores calidades, ropa que dura más, diseño atemporal, y sostenibilidad. Desde 2008 el sector vivió una disrupción enorme en precios, promociones, épocas de rebajas adelantadas.... Tuvimos que adaptarnos a eso, pero el trabajo que estamos haciendo es abstraernos de esas dinámicas de mercado que no nos convienen", ha desarrollado Adriana Domínguez.

Crecimiento

La firma finalizó el ejercicio con 348 puntos de venta, seis más que en el año anterior. De las 24 nuevas tiendas que ha inaugurado, 17 estaban ubicadas en México, un mercado prioritario para el crecimiento futuro y donde opera de la mano de El Palacio de Hierro.

Los responsables de Adolfo Domínguez han mostrado su aspiración a ser "una empresa más grande, con más tiendas", aunque sin objetivos concretos, como el de recuperar los ingresos pre Covid.

"No queremos ser más grandes por serlo. Queremos ser rentables, y para eso necesitamos crecer. No solo por apertura de tiendas, sino por productividad. Ahora las ventas por tienda son más altas de lo que han sido en los últimos diez años", ha añadido Puente.

Normas
Entra en El País para participar