Distribución

Douglas reduce en 100 los despedidos en su ERE y cerrará 124 tiendas

La plantilla de la compañía da el sí al preacuerdo sellado con los sindicatos

Douglas reduce en 100 los despedidos en su ERE y cerrará 124 tiendas

Los trabajadores de la cadena de perfumerías Douglas han ratificado este martes el preacuerdo del ERE alcanzado hace unos días entre la compañía y los representantes sindicales. Este se cierra con un total de 124 cierres de tiendas, 12 menos de los previstos en un inicio, y con una afectación de cerca de 900 trabajadores, un centenar por debajo de los objetivos iniciales de la firma.

Aún así, la medida implica el cierre de más del 60% de su red de tiendas actual y alrededor de la mitad de la plantilla, después de que hace justo un año Douglas firmase otro ERE que conllevó la salida de 500 empleados y otros 80 cierres.

En esta ocasión, como sucedió en el anterior proceso, Douglas priorizará la adscripción voluntaria de los trabajadores al ERE, lo que permitirá la permuta de empleados afectados con otros que en principio no lo estén, pero que se hayan inscrito por su propia voluntad. La indemnización pactada es de 32 días por año trabajado, con un límite de 21 mensualidades, ligeramente superior a la del anterior despido colectivo, en el que se fijaron 31 días y un límite de 20 meses. Se dará prioridad de permanencia a empleados de colectivos en situación de sostenibilidad. Además, el acuerdo incluye medidas de "acompañamiento", entre las que citan una mejor distribución de la jornada en el almacén "para favorecer la conciliación", y un nuevo sistema de incentivos vinculados al cumplimiento de objetivos de cada tienda.

"El esfuerzo demostrado por la representación legal de los trabajadores y la empresa ha dado lugar a un acuerdo las mejores condiciones posibles para las personas que se ven afectadas por la extinción de sus contratos", dice la empresa en un comunicado. "El diálogo mantenido durante el mes de consultas ha permitido alcanzar un acuerdo que minimiza el impacto de la medida y permite asegurar el futuro del negocio de la filial en España"; añade.

La reducción de la afectación se debe, además de por el cierre de menos tiendas de las inicialmente previstas, por el menor impacto en la plantilla de servicios centrales y almacén. Douglas apunta que, con este ERE, "la compañía da una nueva oportunidad de futuro a la filial. Apostando por las tiendas con potencial, en las que se continuará invirtiendo paralelamente al desarrollo del negocio online, Douglas España tendrá opciones de volver a ser viable, favoreciendo su crecimiento y competitividad a largo plazo". Una intención que ya mostró hace un año con el anterior ERE, pero que no dio sus frutos.

Normas
Entra en El País para participar