Crisis energética

Ribera se reúne con Vestager para cerrar el mecanismo para fijar el tope al gas

La vicepresidenta y su homólogo portugués acuden a Competencia. El operador del mercado de futuros critica el nuevo sistema

Ribera se reúne con Vestager para cerrar el mecanismo para fijar el tope al gas

La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se reúne hoy con la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, para abordar la propuesta presentada por España y Portugal para limitar a 30 euros/MWh el precio máximo del gas para generar electricidad y abaratar así el del mercado mayorista (pool) en España y Portugal. Ribera acude a esta cita junto con el ministro de Medio Ambiente y Acción Climática de Portugal, José Duarte Cordeiro, según la Comisión Europea.

A finales de marzo, España y Portugal remitieron a Bruselas una propuesta preliminar para limitar el precio del gas y evitar que este marque el marginal al resto de energías en el pool. España y Portugal habían logrado el permiso de Bruselas para hacer una “excepción ibérica” para poder fijar un mecanismo, que se justifica por la escasa interconexión de la península con Europa.

España y Portugal han pedido que el límite se aplique hasta finales de año, pero la Comisión Europea pretende que el tope sea más elevado, para que no se produzca un diferencial de precios muy grande con el resto de países europeos y evitar distorsiones.

Además de las empresas del sector, ha mostrado su rechazo al nuevo sistema OMIP, el operador del mercado de futuros del Mibel (Mercado Ibérico de la Electricidad) y las cámaras de compensación han advertido de “los importantes y relevantes impactos” que la “excepción ibérica’ puede ocasionar en los mercados a plazos de derivados ya contratados.

En una carta remitida a las secretarías de Estado de Energía de España y Portugal, así como a los supervisores bursátiles de cada país (CNMV y CMVM) y al comité técnico del Mibel (CNMC-ERSE-CNMV/ CMVM), por OMIP, la gestora portuguesa que está dentro del operador del mercado, OMI, que se ocupa de los mercados de futuros (la gestora española, OMIE, es la encargada de los mercados al contado o diarios), así como la cámaras de compensación, BME Clearing y MEFF, alertan de que “la potencial intervención del mercado no alineada con el resto de la UE originará un fuerte riesgo regulatorio, comprometiendo la necesaria credibilidad del proceso de formación de precios”.

Al establecerse dos subastas, una para la interconexión y otra para el mercado ibérico, surgirán problemas a la hora de liquidar las coberturas de los contratos de futuros firmados ya, si al de la primera (en la que el gas entrará con el precio limitado) o la segunda subasta (con el gas, a su precio sin compensar).

Así, los firmantes de la carta defienden que si se opta por ese limite al precio del gas, sea una medida adoptada de forma conjunta por todos los miembros de la Unión Europea y no solamente que afecte a España y Portugal, o que la norma que se apruebe fije, “por seguridad jurídica y económico-financiera”, el precio de referencia OMIE que servirá de subyacente para todos los contratos de derivados de electricidad en el mercado.

No obstante, reconocen la conveniencia de que los Gobiernos “busquen soluciones” ante una coyuntura como la actual, marcada por la necesidad de acelerar la transición energética en un contexto de tensiones geopolíticas, especialmente tras la guerra de Ucrania.

 

 

Normas
Entra en El País para participar