Inmobiliario

Merlin convertirá sus 4.000 millones en bonos en deuda verde

Inicia un ‘roadshow’ para explicar el plan a los bonistas. Contrata a Crédit Agricole y Fresfields como asesores

Merlin convertirá sus 4.000 millones en bonos en deuda verde

Merlin Properties lanzó este lunes la propuesta de convertir sus bonos por valor de 4.000 millones de euros en bonos verdes, según informó la socimi a la CNMV. “Con este nuevo programa de financiación verde, Merlin alinea su estrategia de financiación con sus objetivos en materia de sostenibilidad tanto para la conversión de los bonos en circulación propuesta como para financiaciones futuras”, explicó la inmobiliaria en un comunicado.

Para poder convertir todos sus bonos en circulación en bonos verdes, la socimi solicita el consentimiento para cada serie a los bonistas. Cada solicitud de consentimiento comenzará el 25 de abril y expirará el 16 de mayo o, si se convoca una junta general aplazada, el 30 de mayo. La empresa ha preparado un informe de auditoria independiente en relación a la asignación del importe principal en circulación de los bonos a una cartera de activos verdes elegibles.

La empresa comienza ahora un roadshow para explicar esta estrategia a los inversores institucionales propietarios de esta deuda.

La compañía cuenta con media docena de emisiones de bonos, que cotizan en la Bolsa de Luxemburgo, que suman esos 4.000 millones. La primera de ellas, por 742 millones y colocada en 2016, vence el año próximo. El grueso del resto de vencimientos se sitúa entre 2025 y 2034.

La socimi abona por esta deuda un cupón de entre el 1,3% y el 2,37%. La compañía cuenta con un rating de BBB, dos escalones por debajo del grado de inversión.

Para llevar a cabo el plan, la inmobiliaria ha contratado a Crédit Agricole Corporate and Investment Bank y Freshfields Bruckhaus Deringer como asesores en este proceso. La recalificación a bonos verdes no supondrá cambios en ninguna otra de las características de los bonos actuales, ya sea sus términos y condiciones, intereses o vencimientos.

Este nuevo programa de financiación verde supone un paso más dentro de la estrategia de la empresa de incluir la sostenibilidad como eje troncal, tal y como se recoge en su plan Camino a neto cero presentado el pasado jueves, para ser una compañía con cero emisiones netas en 2030. Este plan se compone de tres pilares clave: la reducción en un 85% de la huella de carbono operativa, la reducción del carbono incorporado en la construcción y reforma de sus edificios y el uso de energía renovable.

La compañía ya cuenta con alrededor de 5.700 millones en activos considerados como sostenibles, que avalan el lanzamiento de la financiación verde.

Merlin se suma de esta manera a otras empresas del sector en convertir los bonos en verdes. En enero, Colonial y su filial francesa Société Foncière Lyonnaise convirtieron todos los bonos que el grupo tenía en circulación en este tipo de deuda. El importe total agregado está valorado en 4.602 millones de euros. Igualmente, la inmobiliaria francesa Gecina también lanzó una iniciativa similar.

 

Normas
Entra en El País para participar