Financiación

El País Vasco coloca 500 millones en deuda sostenible a 11 años

La demanda supera los 1.400 millones

El lehendakari, Iñigo Urkullu.
El lehendakari, Iñigo Urkullu. EP

Un mes más tarde de lo que lo hizo en 2021, hoy el País Vasco ha regresado al mercado de capitales. Como viene siendo una constante en sus últimas apelaciones al mercado, el gobierno autonómico ha escogido la opción de deuda sostenible.

La región ha adjudicado 500 millones en deuda a 11 años. El interés motrado por los inversores no ha sido empleado para elevar el importe sino para rebajar el precio. Desde el primer momento el País Vasco señaló que no tenía previsto aumentar la cuantía. La emisión se ha cerrado con un diferencial de 14 puntos básicos sobre la referencia española con vencimiento en julio de 2033, cuatro puntos básicos menos que en el momento de la apertura de libros. las órdendes de compra superaron los 1.400 millones de euros. CaixaBank, Crédit Agricole, HSBC, Norbol y Santander han sido las entidades contratadas para llevar a cabo la emisión.

Hace 13 meses, el Gobierno vasco cerró una emisión privada de deuda por valor de 200 millones de euros, con un plazo de 50 año con un cupón de 1,375%.

Normas
Entra en El País para participar