Diaphanum lanza un supermercado de gestión de carteras

Utilizará su filial tecnológica IronIA ofrecerá también carteras de competidores

Rafael Gascó, presidente de Diaphanum.
Rafael Gascó, presidente de Diaphanum.

La firma de banca privada Diaphanum va a lanzar un proyecto pionero de supermercado de gestión de carteras a través de su filial tecnológica IronIA. La primera cartera será gestionada por los especialistas de Diaphanum. Después se incorporarán otras cuatro carteras que administrarán gestoras independientes y otras agencias de valores.

Los servicios de gestión discrecional de carteras se han popularizado mucho en los últimos cuatro años, coincidiendo con la adopción de la normativa europea Mifid 2. Antes, era un servicio reservado para clientes de banca privada.

Bajo esta figura, el cliente particular autoriza a una entidad financiera registrada para que administre una cartera de fondos o de acciones, bajo unos ciertos parámetros de riesgo. Al cierre de 2022 había ya más de 110.000 millones de euros en fondos de inversión administrados bajo este formato.

Todos los bancos, CaixaBank, Bankinter, Openbank, ING... e incluso aseguradoras como Mutuactivos tienen sus propios servicios de gestión discrecional. En este tipo de contratos el cobro es explícito, y siempre ligado al volumen de patrimonio administrado. Puede oscilar entre el 0,3% y el 0,9% anual.

La gran novedad en la propuesta de IronIA es que no solo va a ofrecer a sus clientes gestionarles las carteras con los recursos del grupo, sino que va a abrir el servicio también a sus competidores.

El 25 de abril estará disponible la primera cartera gestionada de Diaphanum (que tiene como subyacente varios fondos indexados). El coste de contratar este servicio será de 39,99 euros al año.

Dos semanas después IronIA lanzará cuatro carteras indexadas de otras firmas. “Habrá competidores directos, una gestora de tamaño mediano, otra más independiente...”, explica José Antonio Esteban, consejero delegado de IronIA Fintech.

Cada una de estas firmas diseñará una cartera con varios fondos para los clientes que lo quieran contratar. La composición variará en función del nivel de riesgo. Estas firmas pueden revisar la composición de las carteras en función de la situación del mercado, o para hacer rebalanceos automáticos.

“Nuestro objetivo es convertirnos en una plataforma de referencia, ya que cada vez haya más gestoras, de todo tipo, que quieran ofertar sus carteras a través de IronIA”, apunta Esteban.

Esta filial tecnológica ya ofrece un supermercado con 22.000 fondos (que en mayo llegarán a 25.000). Se puede operar de forma ilimitada pagando una suscripción de 99,9 euros al año.

Además, también tienen un servicio de asesoramiento en fondos, por 59,99 euros al año, con el que la entidad selecciona una serie de fondos adaptados para cada usuario. Mensualmente o trimestralmente la gestora recomienda al cliente realizar modificaciones dentro de cartera de fondos recomendados.

La filial tecnológica de Diaphanum tiene ya 1.500 clientes de pago y 5.000 registrados en su página web.

Normas
Entra en El País para participar