DKV disparó su beneficio un 32% por la venta del hospital de Denia

El grupo logró un resultado neto de 45,3 millones de euros y facturó 793 millones en primas

El consejero delegado de DKV, Josep Santacreu.
El consejero delegado de DKV, Josep Santacreu.

El grupo asegurador DKV (filial del gigante alemán Munich Re) logró el año pasado un beneficio neto de 45,3 millones de euros, un 32% más que en 2020. La fuerte subida se explica, en buena medida por los resultados extraordinarios que se ha apuntado tras vender el 65% que controlaba de Marina Salud (la empresa que gestiona el hospital de Denia, Alicante), a Ribera Salud, que tenía el 35% restante.

DKV llevaba más de 12 años gestionando ese hospital, propiedad de la Generalitat Valenciana, pero la decisión del Govern de no renovar el concierto (caduca en 2024) han llevado a la compañía a dar un paso atrás y vender su parte. "Es una sensación agridulce, porque los niveles de servicio son excelentes, y fue la propia Generalitat quien nos animó en su día a participar en en el proyecto, pero ahora hay otras sensibilidades que no comparten este tipo de colaboraciones público-privadas", apunta Josep Santacreu, consejero delegado del DKV desde hace 24 años.

El ejecutivo asegura que el retorno obtenido por el grupo con la inversión en Marina Salud (que ha superado los 100 millones de euros) a lo largo de estos años, "ha sido mínimo, teniendo en cuenta los excelentes niveles de gestión y calidad de servicio que hemos aportado".

Al margen de la prestación de servicios sanitarios, el principal negocio de la firma son los seguros de salud. La entidad alcanzó en 2021 los 793 millones de euros de facturación, con un incremento del 8,5% (por encima de la media del mercado).

En cuanto a los clientes, DKV presta sus servicios a 1,8 millones de personas. La cifra ha caído tras la venta de Marina Salud. Sin este efecto el crecimiento habría sido del 6,5%.

Las inversiones del Grupo al cierre de 2021 ascendían a 667 millones, con el 84% destinado a bonos y tesorería.

El año pasado la aseguradora pagó 48,2 millones de euros en comisiones a mediadores y 492 millones a proveedores sanitarios en concepto de consultas de atención primaria, ingresos hospitalarios, pruebas diagnósticas y consultas a especialistas.

Además de los seguros de asistencia sanitaria (casi el 90% del total), DKV ofrece también seguros de decesos, de enfermedad y de hogar. En el nuevo plan estratégico, la compañía quiere impulsar estos ramos secundarios. "Tenemos ya una implantación y una base de clientes muy potentes, como para poder dar mayor protagonismo a estos ramos", apunta Santacreu.

El máximo directivo de DKV también se ha referido al concierto que mantienen con Muface, la mutua de los funcionarios, y ha asegurado que las cuotas pactadas con el Gobierno son tan ajustadas que van a tener que revisarse al alza debido a las fuertes subidas de los precios en los últimos meses.

Normas
Entra en El País para participar