Entretenimiento >

Netflix se hunde en Bolsa y arrastra a todos los servicios de suscripción en Estados Unidos

La compañía trabajará en la creación de un modelo con anuncios durante los próximos uno o dos años para intentar mejorar su recaudación

El logotipo de Netflix en una televisión
El logotipo de Netflix en una televisión

Las acciones de la plataforma de vídeo por suscripción Netflix cayeron un 35,12% en la sesión de ayer en Wall Street, aunque llegaron a hundirse hasta un 39%. La debacle bursátil, que estaría valorada en alrededor 55.000 millones de dólares (50.000 millones de euros aproximadamente), se dio después de que la compañía comunicara que había perdido unos 200.000 clientes, y que en el siguiente trimestre podría perder hasta 2 millones más. La caída de Netflix contagió también a sus competidores: The Walt Disney Company se dejó un 5,55%, mientras que Warner Bros perdió un 6,04% y Paramount Global, un 8,6%. Asimismo, AMC Entertainment cayó un 7,07%.

En este contexto, el consejero delegado del gigante, Reed Hastings, ha asegurado que Netflix estaría planeando crear una versión de menor precio de su servicio que contenga publicidad, con el objetivo de mejorar su recaudación. “Aquellos que han seguido a Netflix saben que he estado en contra de la complejidad de la publicidad y soy un gran admirador de la simplicidad de la suscripción”, aseguró Hastings en la conversación con sus principales inversores. “Soy un gran admirador de la elección del consumidor y permitir que los consumidores que desean tener un precio más bajo y toleran la publicidad obtengan lo que quieren, tiene mucho sentido”, añadió el ejecutivo, que explicó luego que trabajarán en la creación de la versión con anuncios durante los próximos uno o dos años.

La compañía ha atribuido su caída al intercambio de contraseñas entre sus miembros, a las cuentas compartidas y al aumento de la competencia en el mercado de plataformas de transmisión. El gigante estima que, además de los casi 222 millones de hogares que pagan, el servicio se comparte con otros 100 millones de hogares, incluidos 30 millones en Estados Unidos y Canadá. La empresa, asimismo, ha anunciado que recortará sus inversiones en producciones audiovisuales para moderar sus pérdidas.

En la última década, Netflix se ha convertido en un gigante tecnológico con casi 222 millones de clientes en todo el mundo. No obstante, el crecimiento de suscriptores se ha detenido y los ingresos en el último trimestre, que aumentaron un 9,8%, hasta unos 7.870 millones de dólares (unos 7.243 millones de euros), no alcanzaron las previsiones de los inversores y analistas.

Suscripción en crisis

Netflix ya había advertido de que las ganancias obtenidas durante la pandemia del coronavirus habían ocultado las fallas que surgieron en su negocio en los últimos años: “El Covid nubló la imagen al aumentar significativamente nuestro crecimiento en 2020, lo que nos llevó a creer que la mayor parte de nuestra desaceleración en 2021 se debía a esto”, explicó la compañía en una carta.

Algunos de los competidores de Netflix, como Disney y HBO, también han manifestado en el pasado que estaban evaluando la posibilidad de incorporar modelos con anuncios. Greg Peters, director de operaciones de JP Morgan, asegura que el modelo de anuncios sería positivo para las plataformas de vídeo, porque “garantiza ingresos por todas las personas que ven el contenido que se ofrece”.

El modelo de suscripción está en un momento extraño. Mientras que algunas empresas como el New York Times lo han tomado para tratar de incrementar sus ingresos, otras que tradicionalmente lo usaban están buscando la forma de diversificar. Este es el caso del gigante sueco Spotify, que en su cruzada por aumentar las ganancias por publicidad en su plataforma hizo una apuesta de 200 millones de dólares por el sector de los pódcast. Los anuncios ahora representan alrededor del 12% de la empresa.

Los principales servicios de ‘streaming’

  • Netflix. El más grande servicio de vídeo por suscripción. Se calcula que tendría unos 220 millones de usuarios, aunque recientemente ha reportado la pérdida de suscriptores.
  • Disney+. Con los 129 millones de suscriptores que ha logrado en el último trimestre, Disney+ se ha convertido en el tercer servicio de vídeo por suscripción en el mundo. En febrero reportó 21.000 millones de dólares en ingresos. Su empresa matriz también es dueña de Hulu y ESPN+
  • Prime Video. El servicio de películas y series por suscripción de Amazon tendría alrededor de unos 172 millones de usuarios, aunque la empresa no da información específica sobre sus suscriptores. Es considerado el principal competidor de Netflix.
Normas
Entra en El País para participar