Infraestructuras

Un tribunal mexicano frena el tramo de Acciona en el Tren Maya por dudas ambientales

López Obrador denuncia una campaña de desprestigio contra su obra estrella

Protestas contra el Tramo 5 del Tren Maya en México.
Protestas contra el Tramo 5 del Tren Maya en México.

Contratiempo para Acciona en México. El proyecto de construcción de los 60 kilómetros de doble vía entre Playa del Carmen y Tulum, correspondiente al quinto tramo del Tren Maya, ha sido paralizado por un tribunal del estado de Yucatán. La suspensión es provisional, respondiendo a una medida cautelar, y se debe a una denuncia presentada el pasado mes de marzo por un grupo de espeleólogos de Playa del Carmen.

Los trabajos de construcción comenzaron en febrero, pero el titular del juzgado de Mérida va a analizar si existe riesgo de daños irreversibles para el entorno natural y también si la obra ha comenzado sin los estudios ambientales y autorizaciones pertinentes. El Gobierno, informa El País, calificó el proyecto de “seguridad nacional”, con lo que se allana el camino de la autorización ambiental.

El Tren Maya, en la península de Yucatán, es la actuación estrella del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha salido en defensa de la infraestructura. De hecho, ha afirmado esta mañana que la detención de su avance se debe a una campaña de desprestigio. La línea lleva más de un año concitando duras críticas por los posibles daños al medioambiente.

Acciona se adjudicó el tramo 5 del Tren Maya en febrero de 2021 junto a Grupo México por  713 millones de euros

El proyecto del tramo 5 estuvo sometido a cambios a primeros de año que han llevado al trazado a zonas de la selva de Quintana Roo, y a otras con cuevas y ríos subterráneos. El Ejecutivo asegura que compensará cualquier posible daño a la naturaleza y defiende el interés económico del proyecto. López Obrador ha afirmado que, de momento, no hay notificación oficial de las medidas cautelares que obligarían a paralizar las obras.

Acciona se adjudicó el tramo 5 del Tren Maya en febrero de 2021 junto a Grupo México por 17.815 millones de pesos, lo que entonces equivalía a 713 millones de euros.

Los trabajos incluyen un viaducto de siete kilómetros en Playa del Carmen y diversos pasos para la fauna de la zona. El plazo de ejecución es de 31 meses y está prevista la generación de más de 3.000 puestos de trabajo solo en ese segmento.

El consorcio también será responsable del mantenimiento y de la conservación de la infraestructura durante los 51 meses posteriores a su puesta en marcha.

Normas
Entra en El País para participar