Textil

Mango refinancia su deuda y liga su coste a objetivos de sostenibilidad

El grupo textil extiende hasta 2028 el vencimiento de su principal y dobla la financiación disponible a través de créditos revolving

Mango refinancia su deuda y liga su coste a objetivos de sostenibilidad

El grupo textil Mango ha cerrado una refinanciación de su pasivo que liga, por primera vez, su coste a la consecución de objetivos de sostenibilidad, principalmente vinculados a la introducción de materiales más respetuosos con el medio ambiente en la confección de sus prendas.

Según ha detallado la compañía, el acuerdo firmado hoy contempla extiende los vencimientos de su principal préstamo sindicado, que hasta ahora era de 236 millones y debía devolverse entre 2022 y 2023. Con el nuevo contrato de financniación, ese principal se reduce hasta 200 millones, y su vencimiento se alarga hasta 2028.

De esa cantidad, 150 se amortizarán de manera lineal hasta 2027. Los otros 50 corresponden a una línea de financiación disponible hasta 2024 y cuya utilización irá a inversiones en capex. De ser dispuesta, se amortizará de golpe en 2028.

Mango también eleva las líneas de crédito revolving, que se duplican hasta los 200 millones de euros, disponibles para las necesidades que considere la compañía. Y por último, la textil ha terminado de liquidar el préstamo ICO solicitado cuando comenzó la pandemia, y que se elevaba a 240 millones de euros, que nunca llegaron a ser utilizados. En diciembre, la compañía ya devolvió la mitad, y este martes ha confirmado la liquidación de los 120 millones restantes.

Financiación verde

La novedad respecto a operaciones anteriores de financiación llevadas a cabo por Mango es la vinculación del coste de la misma a objetivos de sostenibilidad. En este caso, alcanzar en 2025 un 100% de uso de algodón sostenible, poléster reciclado y fibras celulósicas de origen controlado. También reducir en un 10% las emisiones de CO2. Según Mango, la nueva estructura de deuda ya abarata los costes financieros respecto a la anterior, pero se podrán reducir más si se consiguen dichas metas.

"Se trata de una transacción histórica para la compañía. No solamente hemos vinculado por primera vez el coste de la deuda a indicadores de sostenibilidad, sino que además hemos logrado extender el calendario de vencimiento, mejorado su coste, y a la vez hemos duplicado nuestra capacidad de financiación", valora en una nota de prensa la directora financiera del grupo, Margarita Salvans.

CaixaBank ha liderado la transacción actuando como agente coordinador. BBVA y Sabadell también han participado en la coordinación y diseño de la operación. El resto de entidades son Banco Santander, Erste Bank, Deutsche Bank, Ibercaja y Unicaja. Mango ha contado con el asesoramiento legal del despacho Broseta, en Barcelona.

Normas
Entra en El País para participar