Salud

GSK refuerza su negocio de cáncer pagando 1.750 millones por Sierra Oncology

La oferta incluye una prima del 39% respecto a la cotización del lunes

Sede central de GSK en Londres.
Sede central de GSK en Londres.

El laboratorio farmacéutico GlaxoSmithKline (GSK), uno de las principales farmacéuticas del mundo, ha llegado a un acuerdo para comprar la empresa biotecnológica Sierra Oncology a cambio de 1.900 millones de dólares (1.750 millones de euros) en efectivo, según informó este miércoles la multinacional, que confía en cerrar la transacción “en el tercer trimestre de 2022 o antes”.

De esta forma, busca reforzarse en oncología y es el último movimiento para defenderse de la presión del accionista activista Elliott. GSK se ha enfrentado a crecientes peticiones para reforzar su cartera de medicamentos desde que Elliott acumuló una participación significativa en la empresa el año pasado.

Según los términos del acuerdo, la adquisición se realizará a través de una fusión “en un solo paso” en la que las acciones en circulación de Sierra Oncology se cancelarán y se convertirán en derechos a recibir 55 dólares en efectivo por cada título.

El precio por acción pactado para la adquisición representa una prima de aproximadamente el 39% con respecto al precio de cierre de las acciones de Sierra Oncology en la sesión del martes y una prima de alrededor del 63% con respecto al precio promedio ponderado por volumen de Sierra durante los últimos 30 días de negociación.

La junta directiva de Sierra Oncology ha recomendado por unanimidad que los accionistas de la empresa voten a favor de la aprobación de la fusión.

“Sierra Oncology complementa nuestra experiencia comercial y médica en hematología”, declaró Luke Miels, director comercial de GSK, destacando que Momelotinib ofrece una opción de tratamiento diferenciada que podría abordar las importantes necesidades médicas no satisfechas de los pacientes con mielofibrosis con anemia, la razón principal por la que los pacientes interrumpen el tratamiento.

GSK también está avanzando con planes para escindir su gran negocio de atención médica para el consumidor, que incluye marcas como la pasta de dientes Sensodyne.

El laboratorio, cuyo negocio de oncología representó el año pasado solo el 2,8% de sus ventas farmacéuticas, recientemente sufrió algún revés en los ensayos de dos compuestos contra el cáncer que alguna vez se promocionaron como posibles superventas.

Normas
Entra en El País para participar