Salud

Grifols continúa adelante con la opa a Biotest al recibir el visto bueno de España, Alemania, Turquía y Austria

Estas autorizaciones de Competencia eran condiciones necesarias para ejercer la compra

Grifols continúa adelante con la opa a Biotest al recibir el visto bueno de España, Alemania, Turquía y Austria

Grifols ha superado las revisiones de diferentes autoridades de competencia, una condición necesaria para ejecutar la opa sobre la alemana Biotest. El laboratorio catalán ha informado este martes a la CNMV que se han cumplido todas las condiciones a las que estaba sujeta la opa voluntaria para la adquisición de las restantes acciones ordinarias y preferentes de Biotest AG, después de llegar a una acuerdo el pasado septiembre con el accionista chino Tiancheng International Investment.

La última autoridad de competencia en dar la luz verde ha sido Turquía. Se suma así a las previas de Alemania, Austria y España. En el folleto de opa, el laboratorio catalán ponía como condición necesaria las aprobaciones en estos cuatros países.

La multinacional catalana ya controla el 96% de los derechos de voto de la germana, según comunicó en enero, tras el periodo de opa por las acciones que no controlaba. Además, tiene un periodo adicional de compra hasta el 21 de abril. Concretamente, supera el 96% de los derechos de voto y cuenta con el 69,7% del capital social. La oferta ha sido admitida además por el 43,2% de las acciones preferentes.

Grifols anunció en septiembre esa transacción, una de las más grandes de su historia para seguir creciendo, en una operación valorada en 2.000 millones de euros si se incluye la deuda.

El primer paso de Grifols en esta compra fue el pacto para adquirir a la hongkonesa Tiancheng International Investment el 89,88% de las acciones ordinarias y el 1,08% de las acciones preferentes (derechos económicos) de Biotest, que todavía no se ha ejecutado. Por esa operación, pagó 773 millones de euros más un préstamo de 313 millones. Además, abonará alrededor de 500 millones por el resto de acciones con derecho a voto y las de derechos económicos, según anunció entonces el laboratorio catalán.

Para financiar la operación, Grifols cerró en octubre una emisión de bonos senior no garantizados por importe de 2.000 millones. La emisión se dividió en dos tramos. El primero por importe de 1.400 millones de euros y cupón del 3,875%, y un tramo en dólares, equivalente a 600 millones de euros y cupón del 4,75%. En ambos casos cuentan con vencimiento a siete años (hasta octubre de 2028).

Biotest es una empresa cotizada especializada en hematología e inmunología clínica, con una cartera de productos en I+D derivados del plasma. Además, con la transacción suma 26 centros de donación de plasma en Europa, clave para obtener la materia prima con la que fabricar sus hemoderivados.

Normas
Entra en El País para participar