Inmobiliario

Hipoges gestionará el 55% de la megacartera de Sareb y Blackstone el resto

El ‘banco malo’ sella el acuerdo con sus dos nuevos socios. La entidad busca ahorrar un 20% respecto al anterior modelo

Javier García del Río, anterior presidente de Sareb (izquierda), y Javier Torres, su sucesor.
Javier García del Río, anterior presidente de Sareb (izquierda), y Javier Torres, su sucesor.

Sareb ya ha cerrado los acuerdos con sus dos nuevos socios que gestionarán su megacartera de 25.285 millones de euros en inmuebles y préstamos. Hipoges se convertirá en el mayor servicer del banco malo, ya que gestionará alrededor del 55% del portfolio. El resto será administrado por el fondo estadounidense Blackstone a través de sus inmobiliarias Anticipa y Aliseda.

Hipoges (del fondo KKR) asumirá la gestión y venta de una cartera global concretamente valorada en 13.906 millones, de los que 8.077 millones se corresponden con préstamos al promotor impagados, en tanto que 5.829 millones son inmuebles residenciales, suelos y activos terciarios a comercializar en el mercado minorista (particulares y empresas), según informó este lunes Sareb.

Por su parte, Aliseda y Anticipa –ambas lideradas por Eduard Mendiluce– gestionará activos por un valor de 11.379 millones. De ellos, 6.150 millones son inmuebles de toda tipología y 5.229 millones, préstamos al promotor impagados.

El banco malo convocó el año pasado un concurso de gestión de su cartera. En febrero comunicó a los ganadores, dejando fuera a sus tradicionales socios. Han perdido ese megacontrato Haya (del fondo Cerberus), Altamira (doValue) y Solvia (Intrum). Además, Servihabitat (Lone Star) ya se había caído en la primera parte del concurso al presentar la oferta más cara.

160 millones

La intención de la entidad financiera al convocar el concurso fue la de buscar ahorros. Concretamente, calcula que el coste, que actualmente es de alrededor de 160 millones, será un 20% más barato que los firmados en 2014 (lo que entonces se llamó proyecto Íbero) y un 10% menos que la renovación que hizo en 2020 con Haya Real Estate (proyecto Esparta). “La elección de estos servicers deberá permitir a la compañía hacer más eficaz y eficiente su operativa de venta. En ese sentido, Sareb pretende que estos contratos mejoren el desempeño a través de una definición mucho más detallada de los recursos que los operadores dedicarán a su portfolio”, aseguran desde el banco.

Hipoges y Anticipa-Aliseda se encargarán de la gestión de préstamos y de la comercialización de inmuebles en el mercado minorista a partir de junio. Se abre ahora un proceso complicado para los perdedores del concurso, ya que por el tamaño de la cartera en gestión, Sareb es uno de los grandes clientes por volumen para todos ellos. Haya ya ultima un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), según informó El Confidencial la pasada semana.

El banco malo también cuenta con otros aliados para diferentes cometidos. En el caso del desarrollo urbanístico, tiene de socio como gestor a Servihabitat, a través de la filial Serviland. Para la finalización de obras paradas, se asoció con Domo, y en el caso promoción residencial lanzó la promotora Árqura, gestionada por la inmobiliaria Aelca (del fondo Värde Partners).

Nueva etapa

Aparte de los nuevos gestores, Sareb está entrando en otra etapa al cambiar por la toma de control de la entidad por parte del Estado. La pasada semana, la entidad anunció que Javier Torres es el nuevo presidente (hasta ahora consejero dominical del FROB) en sustitución de Javier García del Río, que dimitió tras la toma de control por el sector público.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha alcanzado una participación del 50,14% de la compañía. Aceptaron la oferta de compra de acciones entidades como Bankinter (tenía el 1,37% del accionariado), Banca March (0,4%). Cecabank (0,34%), Catalana Occidente (0,33%), Banco Cooperativo Español (0,32%), Deutsche Bank (0,3%) AXA (0,22%), Iberdrola Inmobiliaria (0,21%), Generali (0,14%), Zurich (0,14%) y Santalucía (0,11%).

Normas
Entra en El País para participar