Bélgica paraliza la actividad de Ferrero tras más de 100 casos de salmonela en huevos Kinder

La fábrica en Arlon representa alrededor del 7% del volumen global de productos Kinder del grupo italiano

Varias unidades de huevo kinder sorpresa, del Grupo Ferrro.
Varias unidades de huevo kinder sorpresa, del Grupo Ferrro.

Alerta máxima en el mundo del chocolate. La Agencia de Seguridad Alimentaria de Bélgica (FASFC) ha ordenado este viernes al grupo italiano Ferrero detener la producción de su fábrica en Arlon por la vinculación confirmada entre sus chocolates Kinder y más de un centenar de casos de salmonela.

Ferrero ya había retirado varios lotes de sus chocolates huevo Kinder Sorpresa y otros productos de las estanterías de España, Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos Unidos. De hecho, este miércoles, la Agencia de Salud Europea había advertido de que estaba investigando docenas de casos reportados y sospechosos de salmonela relacionados con comer chocolate en al menos nueve países, principalmente entre niños menores 10.

Sin embargo, la empresa no había vinculado explícitamente la retirada de los productos con los posibles casos de salmonela, asegurando que ninguno de sus productos había dado positivo en esta bacteria.

Pero la agencia belga de seguridad alimentaria ya ha confirmado este viernes que existe un vínculo entre más de un centenar de casos de salmonela registrados durante las últimas semanas y la producción de Ferrero en el sur de Bélgica, que representa alrededor del 7% del volumen global de productos Kinder.

Por ello, la FASFC  ha retirado la autorización de la planta de producción de Ferrero en Arlon y ha ordenado sacar del mercado todos los productos del tipo Kinder Sorpresa, Kinder Sorpresa Maxi, Kinder Mini Eggs y Schoko-bons, independientemente de los lotes o fechas de vencimiento. 

Al respecto, el grupo italiano ha reconocido "fallos internos" que generaban "demoras en la recuperación y el intercambio de información de manera oportuna", por lo que ha lamentado "profundamente este asunto",. Por su parte, la autoridad sanitaria belga ha subrayado que solo autorizará la reapertura de la fábrica de Ferrero cuando concluya que el establecimiento "cumple con todas las normas y requisitos de seguridad alimentaria".

Normas
Entra en El País para participar