El cliente tipo de salud digital: una joven, urbanita y universitaria

Se generaliza el acceso a chats y videollamadas para consultas médicas

Pedro Díaz Yuste, director general de Savia.
Pedro Díaz Yuste, director general de Savia.

La salud digital ya es una realidad. Cada vez más personas realizan consultas en internet para conocer síntomas, logran la prescripción de recetas electrónicas o incluso llegan a hacer videollamadas con un médico para consultarle sobre alguna dolencia. Savia, la filial de salud digital de Mapfre, ha realizado una extensa encuesta para evaluar el grado de penetración de esta tendencia.

Una de las conclusiones del informe es que el perfil de usuarios es muy femenino. El 58% de usuarios de salud digital son mujeres. Además, son muy jóvenes, el 60% de menos de 35 años. Y mayoritariamente con formación universitaria.

Pedro Díaz Yuste, director general de Savia, considera que ese perfil está muy relacionado con el modo de vida. "Muchas veces son personas con una intensa vida profesional y personal, que hacen muchas cosas y tienen poco tiempo. Poder acceder a un chat o una videollamada con un profesional sanitario les resulta muy conveniente, porque ahorran tiempo", explica.

El 58%de las personas encuestadas explica que opta por este tipo de servicios "por ahorro en tiempos de espera y gestión de trámites". Y el 57% "para gestionar trámites médicos en cualquier momento sin desplazarse".

¿Qué tipo de servicios se reciben?

Analíticas. Las aplicaciones de seguros y servicios de salud permiten acceder con rapidez y facilidad a los resultados de pruebas diagnósticas, sin necesidad de tener que acudir a ninguna clínica o centro de salud. Un ahorro de tiempo y trámites muy valorado por los usuarios. De igual modo, se puede entrar en el historial médico o consultar las recetas electrónicas.

Videoconsultas. Cada vez más aseguradoras (y también los servicios de salud de algunas comunidades autónomas) permiten contactar con un profesional sanitario y establecer una videollamada con él a través del móvil. El sistema no es válido para cualquier dolencia, pero cuando son consultas pediátricas o dermatológicas sencillas, o para el seguimiento de una recuperación tras una fractura, puede ser muy práctico y eficaz. También se empieza a extender la opción de chatear con el médico a través de una aplicación específica.

Diagnóstico. Otro servicio que empieza a generalizarse es la posibilidad de hacer un pre-diagnóstico en remoto. A través de una aplicación del móvil que analiza nuestro rostro (el color, el ritmo cardiaco aparente, las señales de estrés), hasta las opciones más sofisticadas a través de dispositivos portátiles (como las pulseras que miden los pasos y la frecuencia cardiaca), se van abriendo las posibilidades de que la tecnología pueda hacer un diagnóstico previo a distancia. En general, son valoraciones preventivas y cuando salta la señal de alarma hay que acudir al facultativo para que confirme el diagnóstico.

Díaz Yuste explica que la tendencia hacia la digitalización en el acceso a la medicina ha estado muy vinculada con la pandemia. "La crisis del Covid-19 ha acelerado esta tendencia. Muchísimos médicos y pacientes han visto lo práctico de este modelo. Cuando una tarde de sábado has podido consultar con un médico cuando tu hijo tiene unas décimas de fiebre, en lugar de tener que ir a urgencias, acabas apreciando claramente el servicio".

Además de chats y videoconsultas (que ha utilizado el 16% de encuestados), también ha aumentado mucho el acceso a recetas electrónicas (38%), pero también el uso de pulseras que miden pasos y pulsaciones (26%) o contratación de pruebas por internet (19%).

Savia tiene ya más de 300.000 usuarios, de los cuales 75.000 son de pago. Muchos de los servicios que ofrece la plataforma de Mapfre están abiertos a todos los públicos. A lo largo de 2022, Savia comenzará a ofrecer algunos servicios específicos a los clientes de Verti, la filial online de Mapfre.

Normas
Entra en El País para participar