Telecom Italia profundiza su caída en Bolsa ante la posible retirada de la opa de KKR

La operadora abre la puerta a la fusión de su filial de fibra con la compañía pública Open Fibre

Telecom Italia profundiza su caída en Bolsa ante la posible retirada de la opa de KKR

Las acciones de Telecom Italia han caído este martes casi un 2%, hasta 0,32 euros, ante la posibilidad de que KKR retire la opa anunciada a finales de noviembre. Los títulos, de hecho, han llegado a bajar más de un 7% en algunos momentos de la sesión y, desde principios de año, se dejan cerca del 30% ante la incertidumbre sobre la operación.

Según Bloomberg, la probabilidad de un acuerdo de Telecom Italia y KKR se ha reducido significativamente, lo que dejaría al operador en solitario, con poca visibilidad a corto plazo. El fondo de inversión, uno de los principales accionistas de MásMóvil, anunció una opa en otoño pasado, en la que ofrecía un precio de 0,505 euros por acción, un 62% por encima de su valor actual de cotización.

Con la opa, KKR valora Telecom Italia, al margen de la deuda, en 10.800 millones de euros. Con su cotización actual, la capitalización bursátil de la teleco ronda los 6.500 millones.

Ahora KKR quiere revisar las cuentas de Telecom Italia en profundidad, y considera que el entorno actual en los mercados financieros y en el sector ha cambiado.

Telecom Italia, igualmente, anunció este fin de semana un acuerdo para iniciar negociaciones preliminares con la entidad pública transalpina CDP Equity, para la posible fusión entre el operador Open Fibre y la división de fibra de la propia teleco, de la que el citado KKR tiene algo más de un 37% del capital.

A mediados de marzo, el consejo de administración de Telecom Italia aprobó iniciar negociaciones formales con KKR en torno a la opa, si bien también indicó que estudiaría la posible integración con Open Fiber. La decisión llegaba pocos después del nombramiento de Pietro Labriola como nuevo CEO de Telecom Italia.

En el proceso, Vivendi, principal accionista de Telecom Italia con un 24% del capital, se ha mostrado reacio a la oferta dee KKR, al considerar que se infravalora la compañía. El grupo galo entró en la teleco hace más de cinco años a un precio por encima de un euro por acción. Desde entonces Telecom Italia ha sufrido una fuerte erosión en sus cuentas, registrando varios incumplimientos en los objetivos, como consecuencia de la fuerte competencia en el mercado transalpino.

La opa de KKR provocó una enorme sacudida en el sector, al abrir la puerta a la entrada de los fondos de inversión en los antiguos monopolios europeos de telecomunicaciones, aprovechando la vulnerabilidad en Bolsa de estas operadoras. Durante 2021, la holandesa KPN rechazó al menos dos ofertas de fondos privados, mientras que la británica BT ha visto como Patrick Drahi, propietario de Altice, se convertía en su primer accionista, con un 18% del capital.

Normas
Entra en El País para participar