Valor a examen

Solaria resurge en Bolsa gracias a la crisis energética

Sube el 57% desde que estallara el conflicto en Ucrania. Los analistas creen que será una de las favorecidas en el proceso de transición energética y aparcan las dudas sobre sus objetivos de producción

Solaria resurge en Bolsa gracias a la crisis energética

Solaria ha dado un giro en su evolución anual. Tras iniciar 2022 con mal pie y acumular pérdidas de hasta el 25%, gana el 20%. El radical cambio de tendencia coincide con el inicio del conflicto en Ucrania (sube el 57% desde entonces), que ha provocado el resurgir de la apuesta por las renovables como salida a la crisis energética y a la fuerte dependencia de Europa de las materias primas rusas. Otras empresas del sector como Grenergy, Soltec o Audax han ganado el 45%, el 32% y el 25%, respectivamente, desde que estallara la guerra.

Hace pocas semanas, Bruselas presentó un plan (REPower EU) para que Europa sea independiente de los combustibles fósiles rusos mucho antes de 2030. “Los altos precios energéticos y la dependencia de terceros países han acelerado los planes sobre la transición energética. Aunque será un proceso largo y costoso, los inversores están descontando que habrá una gran inversión pública y privada en energía eólica y solar principalmente; es algo que ya vimos en 2020, con los objetivos de sostenibilidad [y la recuperación económica tras la pandemia centrada en los proyectos verdes]”, comenta Joaquín Robles, de XTB.

Las perspectivas sobre el sector han llevado estos días a Credit Suisse a mejorar la recomendación de Solaria de neutral a sobreponderar. Tras un encuentro con la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), el banco destaca que “para llegar a los objetivos marcados (12% de la demanda global en 2050), la capacidad renovable deberá incrementarse tres veces, hasta los 10.000 GW”. Y en ese contacto, incluye a Solaria entre sus valores predilectos.

Goldman Sachs ha optado por elevar el consejo de neutral a comprar ante “un escenario de grave crisis energética”. Son tres las razones que expone: “REPower EU traerá vientos de cola para las renovables; Solaria va camino de entregar una capacidad de instalación para el periodo 2022-2026 acorde a nuestras estimaciones, y prevemos la mejora en la cadena de suministro, ya que se espera que la capacidad de fabricación de China, que suministra el 80% de los módulos a nivel mundial, se duplique en la segunda mitad del año, lo que debería comenzar a normalizar el coste de capital, una preo­cu­pación clave sobre la empresa española”.

Fitch, sin embargo, considera que el cambio que pretende Europa puede ser “altamente costoso” y que las “amplias presiones inflacionistas” que requiere el proyecto “podrían limitar la viabilidad de algunos objetivos”. La agencia de calificación ha recordado que cerca de un 25% de los proyectos de energía solar que había planeados para ejecutar en 2021 se canceló por el incremento del precio de la energía, de las materias primas y los costes logísticos.

Para Alberto Roldán, director de inversiones de Metagestión, “Solaria ofrece algo de protección en un momento de escasez y desabastecimiento del gas”. “Es una compañía que nos gusta y tenemos en cartera; no se mueve por la dinámica del mercado (fundamentales), sino por las transacciones de megavatios que se hagan en proyectos ya consolidados; es un negocio a largo plazo donde se combina un alto capex con una elevada deuda”, añade.

Intermoney es de las pocas firmas pesimistas con el valor y acaba de rei­terar la recomendación de vender. “Vemos complicado que pueda alcanzar su objetivo de 6.200 MW en 2025, y más difícil aún los 18.000 MW en 2030, sin que sea justificable la subida desde la guerra de Ucrania”, dice su analista Guillermo Barrio. Opina, por otro lado, que la empresa continúa bajo la amenaza del riesgo regulatorio y la posibilidad de unas mayores exigencias para la obtención de crédito.

La fabricante de paneles solares acaba de firmar el mayor acuerdo de financiación de su historia por un importe de 375 millones de euros. La jornada en que se conoció la noticia (28 de febrero) se revalorizó el 10,8%.

Sin potencial y con fuertes bandazos en precio

Valoración. Solaria se ha quedado sin recorrido alcista tras la subida del último mes; el precio objetivo medio estimado por los analistas, de 20 euros, es un 2% inferior a su cotización actual. Goldman Sachs y Credit Suisse lo han mejorado a 25 euros y 21 euros, respectivamente. La compañía perdió en Bolsa un 27,5% en 2021, después de sumar un fulgurante 247% en 2020. Se trata de una empresa de pequeña capitalización dentro del Ibex (tiene un valor de 2.590 millones de euros), y dada su estrecha liquidez, puede registrar grandes oscilaciones diarias.

Posiciones cortas. Los hegde funds han vuelto a la carga tras una reducción momentánea de sus posiciones sobre Solaria, que contribuyó a la mejora de la cotización. Según la CNMV, Helikon Investments; Odey Asset Management; Marshall Wace; AHL Partners, y Millennium Capital Partners mantienen posiciones bajistas por el 4,11% del capital; hace dos semanas no llegaban al 3%. La presencia de inversores bajistas es un elemento que acentúa la volatilidad de la cotización de un valor de mediana capitalización.

Normas
Entra en El País para participar