Textil

H&M se hunde en Bolsa tras ganar apenas 21 millones en su primer trimestre

El beneficio trimestral es un 90% inferior al del mismo periodo antes de la pandemia

Una tienda de H&M en Madrid
Una tienda de H&M en Madrid

El grupo textil sueco H&M se hunde alrededor de un 10% en Bolsa este jueves, después de presentar unos resultados de su primer trimestre fiscal que suponen un paso atrás respecto a la recuperación de los niveles previos a la pandemia.

La compañía, principal rival de Inditex en el sector textil, obtuvo entre los meses de diciembre y febrero un beneficio neto de 217 millones de coronas suecas, unos 21 millones de euros al cambio actual. Una cantidad que mejora respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, en el que registró una pérdida de algo más de 100 millones de euros, pero que se queda un 88% por debajo de las cifras de hace dos años, cuando su negocio todavía no estaba afectado por la pandemia. Entonces el beneficio del primer trimestre fue de 186 millones de euros.

La rentabilidad obtenida en el arranque del ejercicio contrasta, además, con la ganancia que H&M obtuvo en el último trimestre de 2021, transcurrido entre septiembre y noviembre del año pasado. Entonces la ganancia fue de unos 450 millones. En los tres meses siguientes, la caída ha sido del 95%, pese a contar con las ventas de la campaña de Navidad, y pese a todavía no registrar el impacto que ha tenido la guerra en Ucrania, que provocó el cierre de 185 tiendas en Rusia, Ucrania, y Bielorrusia.

La compañía explica que "las ventas y los beneficios del trimestre estuvieron impactados por los efectos negativos de la pandemia en muchos de nustros principales mercados. El resultado también está afectado por el incremento de las iniciativas relacionadas con el crecimiento, en particular en tecnología y cadena de suministro".

H&M acusa un importante incremento de costes que ha reducido de forma drástica la rentabilidad de su operativa. Como explica en su informe trimestral, "la situación del mercado y los factores externos han hecho que los costes de compra hayan tenido una evolución negativa respecto al mismo periodo del año pasado, debido sobre todo a los mayores precios de los envíos y de las materias primas, que empiezan a tener un impacto". Esos costes ascendieron en el primer trimestre a 2.410 millones de euros, un 18,5% más que el año pasado, y solo un 7,5% inferiores a los de hace dos, con la diferencia de que entonces las ventas fueron de 5.316 millones, casi un 12% superiores a los 4.750 millones de este primer trimestre. H&M prevé que la situación continúe en el segundo trimestre.

"Junto a las consecuencias de la pandemia, como las interrupciones y restrasos en la cadena de suministro, algunos de nuestros principales mercados se vieron afectados por una nueva ola de Covid-19 en el primer trimestre. A pesar de esto vimos una recuperación de las ventas en tiendas físicas en comparación con el año pasado, mientras que las ventas por internet continuaron funcionando bien", valora la consejera delegada del grupo, Helena Helmersson. Esas ventas digitales crecieron a menor ritmo que el año pasado, cuando el incremento fue del 57%, aunque el grupo no ha especificado el porcentaje.

Sin Rusia y Ucrania

H&M también ha dado un adelanto del arranque de su segundo trimestre. Entre el 1 y el 28 de marzo, las ventas en moneda local crecían un 6% respecto al año pasado. Si se excluyese a Rusia, Ucrania y Bielorrusia, ese alza sería del 11%.

"El grupo ha pausado todas las ventas en Ucrania, Rusia y Bielorrusia. Hay una incertidumbre continua y la compañía está monitorizando y evaluando la situación de forma continua", dice en su informe de resultados. En marzo, el número de tiendas cerradas a nivel global era de 227, de las que 185 correspondían a esos tres países, el 4% de toda su red.

Normas
Entra en El País para participar