Sistema eléctrico

El Gobierno estudia aplicar un doble sistema de fijación de precios de la electricidad

Es una de los acuerdos que emanan de la última cumbre europea

Una torre eléctrica, en Barcelona.
Una torre eléctrica, en Barcelona.

El Ministerio de Transición Energética maneja varias opciones para rebajar la factura de la luz a los clientes de tarifa regulada, sean empresas u hogares. Entre las opciones barajadas, que tendrán que ser sometidas al análisis de la Comisión Europea antes de aplicarse, el Gobierno estudia aplicar un sistema de doble tasación o doble subasta, según informaciones difundidas por Televisión Española citando fuentes del Gobierno.

La primera de ellas sería aplicando la misma fórmula que está vigente ahora y que funciona en todos y cada uno de los mercados eléctricos comunitarios, en el que la generación más cara inyectada en la subasta marca el precio para remunerar a toda la energía de la jornada. Con esta primera subasta se respetaría el criterio europeo para poder ofrecer energía al sistema de interconexión con Francia (que ahora solo permite un intercambio del 2,8% de la energía), y no distorsionar el mercado comunitario vía tal interconexión.

El segundo segmento de tasación de precios o subasta se realizaría con un tope para la cotización del gas que moviliza las centrales térmicas, para lograr así abaratar la factura de las empresas y las familias. Este segundo sistema se aplicaría en el mercado doméstico que conforman tanto España como Portugal. Hasta ahora la fuerte subida de precios de la electricidad ha estado condicionada por la elevada cotización del gas como consecuencia de la fuerte demanda y acaparamiento primero, y como consecuencia de la Guerra de Ucrania, después, ya que Rusia es el principal vendedor de gas en el mercado europeo. Hay que recordar que en la inmensa mayoría de los días la subasta fija un precio definitivo para la electricidad en toda Europa viciado por la energía más cara del mix, que es precisamente el gas.

El Consejo Europeo de la semana pasada autorizó a España y Portugal a disponer de forma temporal de medidas paliativas de los elevados precios de la luz, en atención a la dificultad de intercambiar energía con el resto de Europa. Las medidas que apruebe España deben ser temporales y no dañar la competitividad del sistema a nivel europeo; por ello, deben ser fiscalizadas por Europa antes de aplicarse. La vicepresidenta Ribera calcula que el mecanismo estará elaborado en un mes.

Normas
Entra en El País para participar