Startup

Bigblue capta 14 millones para impulsar su oferta logística para las marcas ‘ecommerces’

La ronda ha sido liderada por Runa Capital y han participado LPV y Samaipata. El fondo español ya era inversor de la compañía

William Meunier, Tim Dumain y Mathias Griffe, fundadores de Bigblue.
William Meunier, Tim Dumain y Mathias Griffe, fundadores de Bigblue.

La compañía francesa Bigblue, que ofrece a las marcas y tiendas online un servicio logístico integral y la gestión automática de los envíos en cualquier canal de venta (web, marketplace y retail tradicional), ha cerrado una ronda de financiación de 14 millones de euros. La operación ha sido liderada por Runa Capital y ha contado con LPV, como segundo inversor, y Samaipata, que ya estaba presente en la empresa. El fondo español lideró la primera ronda de la startup, en noviembre de 2020, cuando captó tres millones de euros.

Con esta nueva inyección de capital, que tiene lugar dos meses después de que la empresa aterrizara en España, Bigblue planea reclutar 100 profesionales en los próximos 12 meses para sus departamentos de ventas, marketing y operaciones, además de triplicar su equipo de ingenieros. Solo en España prevé contratar a 10 personas más este año (ahora son tres) y alcanzar un volumen de ingresos equivalente a un cuarto del total gestionado por la empresa, aunque no ofrecen más detalles.

La compañía también continuará con su expansión internacional. Como explicó a CincoDías el pasado enero, en junio quieren entrar en el Reino Unido y, más tarde, a lo largo de 2022, en Italia y Alemania. Bigblue presume de que su servicio permite a marcas de cualquier tamaño competir con la experiencia de gigantes del retail como Zara o El Corte Inglés, y marketplace como Amazon o Zalando, a precios asequibles.

“Para vender eficazmente a través de internet, las marcas están acostumbradas a buscar soluciones a medida, pero Bigblue les ofrece una plataforma en la que pueden encontrar todos los servicios que pueden necesitar y de forma 100% personalizada”, aseguran desde la empresa.

Su solución engloba la automatización de los envíos, soluciones de transporte y una experiencia de compra personalizada con la imagen de cada marca. La compañía opera con una red europea de almacenes y transportistas que utiliza inteligencia artificial para elegir el mejor método de entrega para cada paquete, garantizando, dicen, “envíos rápidos y ecológicos”. Para gestionar sus envíos en España, cerraron un acuerdo con GXO Logistics.

Bigblue, fundada por Mathias Griffe, Tim Dumain y William Meunier, asegura trabajar ya con más de 300 marcas y este año prevé enviar más de cuatro millones de paquetes con su modelo de costes único y todo incluido. La compañía cuenta con integraciones con Shopify, Prestashop, WooCommerce, Magento, Wix Store, Fastmag y los marketplaces de Amazon y Rakuten, lo que hace posible que sus clientes puedan crear una cuenta en minutos, enviar su inventario a la red de Bigblue y empezar a vender con una entrega rápida y de marca en tan solo una semana.

Entre los objetivos que se ha marcado la compañía está extender su servicio de entregas en un día a toda Europa Occidental y reforzar su programa de Fast Tag, que ayuda a las marcas a reducir sus costes de marketing. Según explican, se trata de un botón similar al de Amazon Prime Now, que asegura la compra rápida y garantiza la entrega gratuita en 24 horas. La compañía afirma que los primeros usuarios del programa han constatado un aumento en la tasa de conversión de entre un 20% y un 40%, “generando ahorros significativos en los costes de adquisición”.

Los fundadores de Bigblue subrayan la apuesta de la empresa por la sostenibilidad y sostienen que su tecnología optimiza las rutas de transporte y cargamento de camiones para reducir las emisiones de CO2 en un 25%. La startup ofrece opciones de entrega de última milla mediante bicicletas y vehículos eléctricos, y asegura que todos sus embalajes están libres de plástico y están hechos con materiales reciclables. 

Normas
Entra en El País para participar