Construcción

Juan Santamaría tomará las riendas de ACS junto a Florentino Pérez en la junta del 6 de mayo

Salen del consejo los históricos Agustín Batuecas y Joan David Grimá

Juan Santamaría.
Juan Santamaría.

El nombramiento del actual consejero delegado de la firma australiana de infraestructuras Cimic, Juan Santamaría, como CEO del grupo ACS tiene fecha. Será en la junta de accionistas convocada para el 6 de mayo, en la que la vuelta del directivo a Madrid, como consejero ejecutivo, forma parte del orden del día.

ACS va a mantener el número de consejeros en 15. La compañía ha informado esta mañana de la salida de dos históricos en el órgano de decisión, Agustín Batuecas y Joan David Grimá, cediendo espacio a quien llevará las riendas del grupo junto a Florentino Pérez y a una nueva consejera independiente, María José García Beato.

Esta última, abogada del Estado nacida en 1965 en Córdoba, es consejera de Banco Sabadell desde 2018. Pero antes, en 2005, fue nombrada responsable de asesoría juridica de la entidad y entre 2008 y 2021 ha sido secretaria general.

En cuanto a Batuecas y Grimá, ambos considerados como "otro externo" en el consejo de ACS, el primero fue nombrado en 1999 y el segundo estaba vinculado a ACS desde 2003.

Nueva etapa

La llegada de Juan Santamaría es uno de los movimientos clave dentro de la reestructuración interna que acomete ACS tras la venta del negocio de servicios industriales a Vinci. El grupo estaba sin CEO desde la renuncia de Marcelino Fernández Verdes el pasado mes de septiembre. El nuevo número dos de Florentino Pérez llegará una vez completada la exclusión bursátil de Cimic a través de una opa lanzada por Hochtief, filial germana de ACS que ya cuenta con el 78,6% del capital.

Con larga experiencia internacional, Santamaría ha ocupado puestos de alta responsabilidad en los negocios de construcción y concesiones de ACS. Y a lo largo de su carrera ha conocido sobre el terreno dos mercados estratégicos para la empresa, Estados Unidos y Asia-Pacífico. El giro estratégico del mayor grupo español de infraestructuras potencia su presencia en la operación de autopistas, donde cuenta con Iridium y la participada Abertis, y al mercado norteamericano.

Dentro de la esperada simplificación de la estructura de ACS se busca la citada exclusión de Cimic, la apuesta por la construcción y gestión de infraestructuras, sin renunciar al mercado energético de las renovables, y la integración de marcas en otros países, como sería el caso de Flatiron y Dragados en Estados Unidos. También se busca que el 20% de Abertis en poder de Hochtief sea integrado directamente en ACS, que ya cuenta con un 30% del capital de la catalana.

Normas
Entra en El País para participar