BlackRock apuesta por invertir en energías limpias y gas para Europa

La transición energética hará que se revaloricen materiales como el cobre

Larry Fink, consejero delegado de BlackRock.
Larry Fink, consejero delegado de BlackRock.

Las gestoras de fondos de inversión están revisando sus estrategias ante el nuevo escenario de guerra en el corazón de Europa. BlackRock, la mayor gestora de activos del mundo, acaba de remitir a sus clientes su monitor de los mercados bursátiles para el segundo trimestre, con algunas claves de inversión.

Uno de los puntos principales es cómo se puede aprovechar, en términos de inversión, la iniciativa de Europa para tratar de limitar la dependencia de las importaciones de gas y petróleo ruso.

“Puede haber compañías estadunidenses que pueden ayudar. Nos gustan las empresas con redes de distribución de gas y contratos a largo plazo. También nos gustan empresas que pueden ayudar a suministrar gas al tiempo que tienen divisiones especializadas en captura de carbono y servicios de hidrógeno azul”, apunta el informe elaborado por Nigel Bolton, codirector de inversiones de Bolsa fundamental en BlackRock.

Bolton y su equipo también destacan la importancia que van a seguir jugando las compañías especializadas en energías renovables. Estos expertos recuerdan que la UE espera triplicar el peso de la energía solar y eólica para 2030. “Los proveedores directos de energía eólica y solar son claros beneficiarios. Pero el suministro de materias primas y la extracción de metales industriales es también esencial para este proceso”.

Uno de los materiales que será clave en la transición energética será el cobre. “Se trata de un material conductor, maleable y barato en comparación con otros metales conductores como la plata. Dos tercios de la demanda mundial de cobre están relacionados con la electrificación, según nuestro análisis.

El cobre se utiliza en turbinas eólicas, paneles solares, bombas de calor, sistemas de sistemas de automatización de edificios y vehículos eléctricos. El coche eléctrico medio tiene unos 80 kilogramos de cobre, frente a los 20 kilogramos de los vehículos con motor de combustión interna”, recuerda el informe.

También saldrán beneficiadas las compañías especializadas en aislamientos y en mejora de la eficiencia energética.

Normas
Entra en El País para participar