Inclusión financiera, clave para la vertebración del territorio

La tarjeta Correos Prepago facilita la vida a los ciudadanos que viven en zonas rurales en sus gestiones financieras cotidianas

Correos

La inclusión financiera se ha revelado como un elemento fundamental para reducir las diferencias entre el entorno rural y el urbano. Y es que, como consecuencia del cierre de oficinas y sucursales bancarias, la exclusión financiera se ha convertido en uno de los principales problemas a los que tienen que enfrentarse las personas que viven y trabajan en los pueblos, especialmente en los más pequeños.

Correos ha demostrado ser un ejemplo de evolución permanente. Las necesidades de la sociedad de hoy no son las mismas que cuando la operadora se creó hace más de tres siglos, pero su razón de ser sigue siendo la misma: estar a disposición de los ciudadanos y facilitarles su día a día. Por ello, avanza e innova continuamente para adaptarse a las demandas de la sociedad, mejorando los servicios y garantizando así la solidez de la empresa.

Con esta filosofía, la compañía quiere consolidar su posición y contribuir a la vertebración de España con diferentes iniciativas dirigidas a aquellas personas que han decidido permanecer en zonas rurales. Para conseguirlo se apoya en su gran capilaridad y presencia geográfica, con más de 6.000 servicios rurales en más de 2.300 oficinas, que suman un total de 8.381 puntos de atención en toda España.

Dentro de la estrategia de diversificación en servicios financieros se incluye la instalación de un total de 1.500 cajeros en los próximos años.

Cartera Correos

Correos Cash es otro de los servicios especialmente útil y eficaz para personas con difícil acceso a una sucursal bancaria, ya que permite operaciones básicas como el ingreso y retirada de efectivo en oficinas a clientes de las distintas entidades bancarias con las que Correos tiene acuerdos de colaboración; los carteros también hacen entrega de dinero en cualquier domicilio de España.

También dispone de la tarjeta Prepago Correos Mastercard para facilitar a los ciudadanos sus gestiones financieras cotidianas, especialmente para las personas sin competencias digitales y para aquellas que viven en poblaciones donde el acceso a servicios financieros es limitado. Se trata de un producto muy sencillo que se puede adquirir online y en las más de 2.300 oficinas de Correos. Tan solo es necesario identificarse con el DNI, NIE o pasaporte. No requiere vinculación a ninguna cuenta bancaria ni comprobación del estado de crédito del cliente ni ingresos mínimos.

tarjeta Correos Mastercard
Tarjeta prepago Correos Mastercard.

Ventajas

La tarjeta Correos Prepago se puede utilizar en cualquier comercio físico u online, sacar dinero en efectivo y reintegros en cualquier cajero del mundo de la red Mastercard y en todas las oficinas de Correos, así como realizar transferencias de saldo inmediatas a otras tarjetas Correos Prepago desde la aplicación móvil.

Entre otras ventajas, incorpora la función de pago sin contacto (contactless); se puede añadir un IBAN a cualquier tarjeta Correos Prepago, convirtiendo a esta en una cuenta de pago universal donde recibir cobros, nóminas, pensiones o recargar la misma mediante transferencias. Además, es posible hacer transferencias a cualquier IBAN de cualquier banco, tanto nacional como extranjero de la zona SEPA e incluso transferencias inmediatas, así como la domiciliación de nóminas, pensiones, recibos de suministros o impuestos, una necesidad clave para este segmento de excluidos financieros.

Además, posibilita la inclusión financiera de determinados ciudadanos, ya que pueden llevar el control del gasto que realizan, acceder a la compra online y a las ventajas que esta aporta. Igualmente, se puede consultar el saldo a través del teléfono de Atención al Cliente de la Tarjeta Correos (disponible de lunes a viernes en horario de 8 am a 9 pm, a través de la página web www.www.correosprepago.es y de la aplicación móvil disponible para iOS y Android o enviando un SMS.

La tarjeta prepago está dirigida a inmigrantes con dificultad para tener una cuenta en una entidad financiera, a personas con ingresos no recurrentes y a aquellas que viven en zonas rurales donde las entidades financieras tradicionales están cerrando sus oficinas o que limitan su uso a una labor comercial y dirigen la operativa a los canales digitales; también a personas de avanzada edad o pensionistas que se ven obligados al uso de los canales digitales, o a autónomos para sus gestiones bancarias habituales y a jóvenes con una situación laboral inestable.

Ayudas sociales y gestiones con las Administraciones públicas

Correos también cuenta con una tarjeta prepago para ayudas sociales y gestiones con las Administraciones públicas. Es una tarjeta que puede ser de una única recarga o con recargas recurrentes (por ejemplo, mensuales) realizadas por la Administración.

Se puede limitar su uso a las necesidades de la ayuda o subsidio a determinadas categorías de comercio, zonas, horarios, funcionalidades…, (por ejemplo: solo se puede utilizar en alimentación o librerías, en determinados comercios de una población, etc.). Se trata de un servicio totalmente configurable. Es decir, la entidad puede ser autónoma para cargar y descargar fondos en las tarjetas. Estos son propiedad de la entidad pública y son asignados a un beneficiario debidamente identificado.

Normas
Entra en El País para participar