Fertilidad

KKR, Cinven, Nordic Cap y Carlyle presentan esta semana sus pujas finales por IVI-RMA

Los fondos ofertan más de 2.000 millones y sondean a bancos y vehículos de deuda para dar financiación

KKR, Cinven, Nordic Cap y Carlyle presentan esta semana sus pujas finales por IVI-RMA

La venta del gigante español de fertilidad IVI-RMA encara su recta final. Espera recibir esta semana las ofertas finales de los cuatro fondos que han llegado hasta el final en la competida puja: KKR, Cinven, Nordic Cap y Carlyle. La tasación por el activo supera los 2.000 millones de euros.

Parece que en esta segunda ocasión será la buena en la venta de IVI. Ya en 2019 trató de encontrar un socio minoritario, pero el proceso se frustró por divergencias entre los accionistas. Ahora retomó los planes, en una operación comandada por Morgan Stanley y Arcano, pero en esta ocasión la venta es por la mayoría del capital.

La operación atrajo el interés de un gran número de inversores, pero las altas pujas propuestas ha reducido la lista de contendientes. Muchos de ellos cuentan ya con compañías en el sector de la reproducción asistida, con la idea de crear una potente plataforma en el sector. Uno de ellos es KKR, que acaba de adquirir Genera Life a Investindustrial. También el fondo nórdico Nordic Cap, que en enero rubricó la compra de la compañía británica Care Fertility. Cinven, por su parte, acude a la puja en alianza con Amulet Capital, un vehículo especializado en el sector salud y dueño de la compañía de fertilidad Shady Grove Fertility.

Financiación

El mercado espera una pronta resolución de la operación. Y ya se empiezan a vislumbrar las primeras opciones para la financiación, donde por primera vez en una operación española de este tamaño compiten de igual a igual soluciones bancarias con las que ofrecen fondos de deuda. Por el lado de la banca, el propio Morgan Stanley y otras entidades financieras dibujan créditos por en torno a los 800 y 900 millones. Se trata de una operación clásica de buyout, en la que el que compra financia la operación endeudando la compañía comprada con en torno a la mitad del importe de la adquisición. Esta oferta dejaría el endeudamiento de la compañía en las 7,5 veces el ebitda.

Pero los fondos de deuda también tratan de entrar en una de las operaciones más atractivas del mercado español de los últimos años. Comandados por el vehículo de Blackstone de financiación, ofrecen soluciones más flexibles y con más deuda. Permiten a los compradores obtener créditos de más de 1.500 millones, y más de 12 veces los beneficios, lo que eleva la capacidad de presentar altas pujas en una subasta que se prevé muy reñida.

Unos meses antes de lanzar el proceso de venta IVI ya puso orden en su deuda. Según sus últimas cuentas anuales, la compañía tiene un pasivo financiero de 133 millones, a cierre de 2020. El año pasado la banca aportó 36 millones más para apoyar la expansión del grupo.

Normas
Entra en El País para participar