Crisis energética

El Gobierno insiste en poner topes al precio de la luz a tres días de la reunión de la UE

Transición trabaja, no obstante, en medidas alternativas. Insta a la coordinación con Europa

 Emmanuel Macron y Pedro Sanchez en el Palacio del Elíseo, en París
Emmanuel Macron y Pedro Sanchez en el Palacio del Elíseo, en París AFP

El Gobierno se vio obligado ayer a aclarar su postura sobre las medidas que está analizando en relación al mercado energético, a falta de mayores concreciones. Así, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, recalcó ayer que el Ejecutivo mantiene como “objetivo prioritario” topar el precio de la electricidad en el mercado mayorista, porque este mercado es el que se transmite de manera casi automática a las tarifas minoristas y al IPC. “El Gobierno no ha cambiado en absoluto su posición en este ámbito. Nuestro objetivo prioritario es que se nos permita topar el precio de la electricidad en el mercado mayorista”, subrayó por la tarde tras la reunión de la conferencia sectorial para abordar el plan nacional de respuesta al impacto económico de la guerra en Ucrania.

Así, recordó que el Ejecutivo lleva “meses” trabajando en impulsar medidas que les permitan desacoplar de forma eficaz la evolución de los precios del gas de los mercados internacionales de energía. “Hay que poner fin a una situación en la que ciudadanos y empresas están pagando la guerra de Putin”, remarcó la vicepresidenta.

Los matices de Calviño se produjeron pocas horas después de que el Ministerio de Transición Ecológica confirmara que trabaja en medidas alternativas al establecimiento de un tope de 180 euros el megavatio hora (MWh). Según indicaron a EP en fuentes del departamento encabezado por Teresa Ribera, poner un precio máximo de 180 euros/MWh al mercado eléctrico no es la medida en la que vienen trabajando intensamente desde hace días. Del mismo modo, aclararon que cuando a Ribera se le preguntó la sobre ello, indicó que era una de las propuestas que se estaban barajando y explicó en qué consistiría, pero no detalló muchos de sus elementos clave, entre otras cosas porque las negociaciones están abiertas con los socios europeos.

En este sentido, Calviño advirtió ayer de que solo se puede enfrentar “con éxito” esta subida de la electricidad con una respuesta a nivel europeo, ya que afecta al mercado único de la energía. En este sentido, Calviño recordó que los próximos 24 y 25 de marzo (jueves y viernes) son “fechas clave” para que el Consejo Europeo acuerde adoptar medidas “concretas y eficaces” que aborden el desacople de los precios del gas de los precios internacionales de la energía, algo para lo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ido trabajando en la última semana intentando recabar apoyos en diferentes países de la UE.

Aunque el Gobierno trabaje en un plan a nivel nacional, Calviño resaltó ayer la importancia de alcanzar un acuerdo a nivel europeo que proporcione un marco “adecuado” para poder desacoplar los precios del gas de los del mercado mayorista de la energía. “Es importante que articulemos un plan coherente en el que unas medidas no contradigan a otras, sino que vayan todas avanzando en la misma dirección”, apuntó.

Preguntada por la posibilidad de adelantar alguna decisión en el plano nacional, como han hecho otros países, Calviño defendió que en la mayoría de casos la entrada en vigor de esas medidas entrarán en vigor el 1 de abril, lo que está en línea con el Ejecutivo español, que prevé dar luz verde a medidas el 29 de marzo en Consejo de Ministros.

Cita de Sánchez con Macron

Pedro Sánchez recibió ayer el apoyo del presidente francés, Emmanuel Macron, en su gira para defender el desacoplamiento del precio de la electricidad respecto de los del gas, y puso presión a la Comisión Europea. Esta presentará propuestas en la cumbre europea de este jueves. Antes de empezar un encuentro con Macron, Sánchez señaló los dos aspectos, a su juicio fundamentales a resolver en la cumbre de Bruselas: “garantizar el suministro energético y la evolución del precio del gas y su traslado al de la electricidad”. Macron agradeció a Sánchez su “compromiso para encontrar soluciones europeas”. Se trata, a su juicio, de limitar el precio del gas y “el impacto sobre la electricidad”, y también buscar mecanismos de almacenamiento y diversificar fuentes de energía.

Normas
Entra en El País para participar