Transformación digital

Tecnología y cultura corporativa, el binomio ideal para impulsar la digitalización

Los cambios tecnológicos que ha acelerado la pandemia requieren de capital humano para su máximo aprovechamiento

Cualquier proceso y progreso necesitan de una estrategia

Tecnología y cultura corporativa, el binomio ideal para impulsar la digitalización
Getty images

Las nuevas tecnologías ya forman parte de las empresas, incluso de aquellas más pequeñas que veían la digitalización como algo ajeno antes del Covid. Pero los cambios tecnológicos que ha acelerado la pandemia requieren de capital humano para su optimización. Es por eso que tecnología y cultura corporativa deben ir de la mano para alcanzar el éxito en cualquier transformación digital.

“Para una correcta evolución tecnológica es necesario hacer cambios culturales simultáneos en la organización y, a su vez, estos cambios solo serán eficientes si se realizan empleando nuevas herramientas y métodos relacionados con la digitalización, por lo que es imprescindible que ambas transformaciones vayan en paralelo”, aseguran los expertos de The Valley, que apuntan que “es necesario involucrar a las personas, ya que son quienes deben ejecutar los cambios y adaptarse”.

A la hora de impulsar un programa de transformación digital en el nuevo entorno laboral es fundamental contar con una estrategia que englobe tanto factores tecnológicos como culturales. Los empleados deben adaptarse a los cambios para tener una visión integral de los valores y desafíos de la empresa. Así, hay que tener en cuenta la gestión organizativa, el análisis de tendencias futuras, los objetivos, el modelo operativo y los retos de los departamentos de gestión de talento apoyándose en la tecnología.

El 67% de las pymes españolas ve importante digitalizarse en su día a día

“En cualquier proceso de transformación digital se necesita tiempo y dedicación para realizarla de manera estratégica, y evitar dificultades que permitan un crecimiento estable”, señalan en The Valley, donde destacan el miedo al cambio como uno de los errores más comunes. Otros impedimentos son la ausencia de liderazgo, la falta de compromiso y una personalidad corporativa indefinida.

Los procesos de transformación deben realizarse de manera constante, haciendo un seguimiento de los progresos para no salirse de la dirección establecida y medir el éxito que se está logrando. Este seguimiento también aportará información sobre dónde se están cometiendo fallos y qué fases del proceso necesitan mejorar para poder corregirlos.

El 67% de las pymes españolas considera muy o bastante importantes los procesos de digitalización en su día a día, según el último Observatorio Vodafone de la Empresa. Digitalizar una compañía se ha vuelto necesario para competir en un mundo cada vez más tecnológico, aunque este tipo de procesos pueden ser complicados para aquellas pequeñas empresas que se aventuran por primera vez en este mundo.

Mejorar la presencia en internet y la analítica de datos son claves

Para que nadie se quede atrás se ha lanzado el Kit Digital, el programa de ayudas del Gobierno que arrancó el pasado martes y en el que ya se han registrado más de 113.300 pymes y autónomos. La primera convocatoria está dotada de 500 millones de euros y repartirá bonos de hasta 12.000 euros para pequeñas y medianas empresas que cuenten con entre 10 y 49 empleados. En la lista de compañías que ya han recibido la luz verde destacan Telefónica, Orange, Auren y R, por ejemplo.

Nuvix Consulting, consultoría estratégica especializada en digitalización, da cinco claves para aprovechar las ayudas. Primero, mejorar la presencia en internet, dado que “hoy en día es imprescindible que los clientes encuentren a las marcas de forma rápida”. Segundo, gestionar las redes sociales para facilitar la comunicación bidireccional entre marcas y compradores.

Tercero, cuidar la experiencia de compra del cliente digital. Explica que el e-commerce no es una tendencia puntual. Por ello, es imprescindible tener una web sencilla y atractiva, unos tiempos de carga rápidos y pocos pasos a la hora de procesar los pagos. Cuarto, hacer analítica de datos. De acuerdo con un estudio de Panda Security, las empresas manejan un promedio de 9.700 terabytes al año, una gran cantidad de información que puede resultar muy abrumadora para recolectar e interpretar sin ayuda. De ahí que cada vez se demanden más herramientas de business intelligence. Y quinto, disponer de tecnología para gestionar de la forma más óptima las operaciones y ganar flexibilidad.

Ayuda para la toma de decisiones

Arcwide. Bearing­Point e IFS han creado Arcwide, una joint venture que nace para acelerar la transformación digital de sus clientes. Se lanzará en abril y reúne los servicios comerciales, profesionales, la innovación y la tecnología en la nube de IFS para brindar una experiencia unificada y ayudar a las empresas de todos los sectores a nivel europeo a resolver desafíos complejos en la toma de decisiones. Su oferta de servicios incluirá desde la evaluación hasta el alcance e implementación, así como los servicios asociados con la transformación empresarial, la formación y la gestión del cambio.

Data driven. Con las herramientas tecnológicas avanzando a un ritmo cada vez más vertiginoso para responder a los nuevos paradigmas sociales y empresariales, tomar decisiones basadas en los datos es cada vez más importante para las organizaciones. Según Cloudera, seis son los pasos básicos para convertirse en una empresa con filosofía data driven. Es necesario aprender que todos los datos de la organización pertenecen al colectivo y están sujetos a requisitos de cumplimiento internos y externos. Hay que aprovechar las capacidades de la nube pública para crear una arquitectura de datos ágil para el negocio, mejorando a la vez la forma en la que se administran y obtienen los datos locales. Conviene conectar la nube privada con múltiples nubes públicas para crear un verdadero modelo de datos híbrido, así como implementar las herramientas adecuadas para lograr la automatización.

Normas
Entra en El País para participar