La demanda de lujo de segunda mano se duplica en 2021

Dior, Loewe, Hermès y Gucci son las firmas que más crecen en este mercado

Pañuelo y bolso de Hermès.
Pañuelo y bolso de Hermès. GETTY IMAGES

El mercado de la moda de segunda mano generó más de 104 millones de euros de 2021, según un estudio de Milanuncios. La plataforma, que apunta que estas cifras se concentraron en alrededor de un millón de artículos, observa un crecimiento del 61,2% en 2021 respecto al año anterior. Antes de la pandemia el mercado estaba algo estancado, reconoce Íñigo Vallejo, portavoz de la compañía. De hecho, el crecimiento respecto a 2020 es muy similar al dato de 2019: un 61%.

Estas cifras responden, sobre todo, a un cambio de mentalidad. “La población, sobre todo las generaciones más jóvenes, son más conscientes de la forma en la que consumen y se acercan a modelos más sostenibles”, ilustra Vallejo. En las últimas Navidades, el 22% de los consumidores recurrió a productos de segunda mano para evitar la producción de nuevos artículos, según el informe. Este cambio de concepto también ha contribuido a que se elimine el estigma alrededor del mercado de moda con anterior dueño. “En ocasiones, estas prendas se valoran más que las nuevas, pues quienes las compran saben que están alargando la vida de las mismas y evitando las emisiones de generar algo nuevo”, prosigue el experto.

El segmento del lujo es el que más crece dentro del ámbito de la moda. La búsqueda de alta gama aumentó un 95,8% en 2021, según Milanuncios. Detrás de este auge está la mayor exposición al mundo de la moda y el lujo de la población general, sobre todo de la mano de los influencers. “Se ha creado una mayor necesidad de contar con estos productos. Las aplicaciones de segunda mano hacen que sean más accesibles que en el mercado del lujo convencional”, apunta Vallejo. Los artículos con importes más elevados dentro de la plataforma son los complementos, con un importe medio de 671 euros; seguidos de las joyas, que rondan los 340 euros; y los relojes, con un precio medio de 304 euros.

Por su parte, en la categoría de moda general, el precio medio se sitúa en los 91 euros para los complementos. Nombres como Nike, Seiko o Tous son los términos que acumulan más búsquedas en la plataforma, pero son las estrellas del lujo en este momento las que experimentan un mayor crecimiento. Así, firmas como Dior, Loewe, Hermès y Gucci han triplicado su demanda, con un incremento del 238,39%, 225%, 197% y 183%, respectivamente, en relación al año anterior.

A nivel regional, Andalucía es la comunidad autónoma que más oferta de productos registra, con un total de 108.000 anuncios que suman un valor de más de 1,7 millones de euros. En segundo lugar aparece Madrid, donde se alcanza un valor de mercado de poco más de un millón de euros a través de 90.000 anuncios. La Comunidad Valenciana, sin embargo, registra un menor número de artículos (66.000), aunque con un valor medio superior, lo que le da un total de 1,2 millones de euros. El perfil de los usuarios es diverso, desde los más jóvenes, que buscan una prenda concreta o vender ropa que ya no utilizan para conseguir un ingreso extra hasta aquellas personas de más poder adquisitivo que buscan prendas de alto nivel a un precio más competitivo y de forma más sostenible.

Crisis de suministros

Los problemas en el mercado de las materias primas se han convertido en aliados inesperados de los productos de segunda mano. Una cuestión que preocupa al 49% de los encuestados, según Milanuncios, y que ha llevado a un número elevado de los consumidores a buscar en estas plataformas lo que no encuentra en el mercado primario. “El hecho de que sea difícil acceder a un producto hace que la segunda mano se convierta de facto en la alternativa”, reconoce Vallejo.

Un comportamiento que no ha sido exclusivo de la moda y el lujo, sino que también se ha observado en otras categorías. Un ejemplo de ello han sido los últimos lanzamientos de PlayStation, cuando no había suficientes unidades para toda la demanda y los consumidores se adentraron en el mercado de segunda mano para buscar alternativas. Lo mismo ha sucedido con las bicicletas durante los meses de pandemia: el producto más demandado del último año.

Normas
Entra en El País para participar