Operaciones corporativas

Santander, JP Morgan y Citi lideran en el arranque de año en banca de inversión

Prevén un año de menor actividad por la guerra en Ucrania

Bancos de inversión Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La banca de inversión ya ha olvidado el espectacular ejercicio de 2021. Y ahora trabaja en un escenario mucho más complicado. En plena guerra de Ucrania y con la volatilidad marcando el ritmo tanto en los mercados de equity como de deuda, las entidades se preparan para un ejercicio más complicado de lo previsto. Y en este primer trimestre turbulento han sido Santander, JP Morgan y Citi las que se han impuesto de entre el resto de entidades, de acuerdo al ranking de Dealogic.

El banco español ha conseguido arrebatar a las entidades estadounidenses la primera posición en la banca de inversión en España por ingresos. JP Morgan lideró el ranking durante todo 2021, si bien Citi se quedó muy cerca de arrebatarle la corona a final de año. Ahora las tornas vuelven a cambiar y Santander se corona primero con cerca de 27 millones de euros en comisiones. JP Morgan se mantiene en la segunda plaza, con algo menos de 20 millones, mientras que Citi se ve desplazado al tercer lugar, con algo más de 13 millones. Entre los tres suman cerca de 60 millones en ingresos.

“Seguimos viendo muchas oportunidades ligadas al mundo ESG, donde nuestro foco y expertise nos otorga una posición ventajosa para asesorar a nuestros clientes. En M&A, vemos un buen pipeline en el ámbito de las infraestructuras energéticas y de telecomunicaciones. No obstante, no hay que olvidar que todo esto puede estar condicionado por la evolución de las tensiones geopolíticas”, comenta Ignacio Rodríguez-Adame, responsable de Santander Corporate & Investment Banking en Europa Continental. La entidad se coloca en primera posición al haber trabajado en emisiones de deuda del Tesoro, el Principado de Andorra e Iberdrola. En equity ha destacado la ampliación de capital de eDreams.

JP Morgan, por su parte, ha asesorado en este trimestre las ventas de las filiales de Repsol en Ecuador y Malasia, anunciadas en 2021, el cierre de la venta de Hivory a Cellnex, la fusión de Cobra, la filial de ACS, con Vinci, y la compra a minoritarios del grupo australiano de construcción Cimic.

“El año se inició con un alto nivel de actividad por efecto de la continuidad respecto del año anterior. En un entorno más volátil, motivado por la inflación y las expectativas de subidas de tipos, la actividad de M&A ha seguido siendo intensa, mientras que la actividad de mercado de capitales ha exigido la correcta identificación de las ventanas más propicias para emitir”, comenta Ignacio de la Colina, presidente y consejero delegado de JP Morgan para España y Portugal.

En el caso de Citi quedan por computar dos grandes operaciones de fusiones y adquisiciones realizadas en 2021 que aún no han sido incluidas: la compra de la azulejera Altadia (antigua Esmalglass) por Carlyle y la venta del 45% del grupo energético Ignis a EFG Hermes.

“Desde Citi España, seguimos con un nivel de trabajo y volumen de operaciones alto, si bien es cierto que tanto a nivel global y europeo como nacional hay aproximadamente una reducción de actividad del 30% comparado con el mismo periodo de 2021. En M&A, tanto en España como en Portugal, por lo general las operaciones siguen su curso y no hemos visto grandes cambios ni cancelaciones. Sectores como infraestructura, energía o electricidad, telecomunicaciones… prevemos que continúen activos por el elevado interés inversor y la liquidez existente. La elevada volatilidad vista en las últimas semanas dificulta posibles operaciones de salida a Bolsa, pero sí esperamos operaciones en el mercado de capitales”, comentan Jorge Ramos y Álvaro Revuelta, coheads de banca de inversión de Citi

Normas
Entra en El País para participar