Redes sociales

¿Volverán Instagram y Facebook a Rusia algún día?

Moscú ha cambiado la relación con las redes sociales y tiende a un modelo de internet cerrado, más parecido a China. Por parte de Meta no hay grandes incentivos de negocio para regresar

¿Volverán Instagram y Facebook a Rusia algún día?

¿Volverán Facebook e Instagram a dar servicio en Rusia cuando la guerra de Ucrania termine? Es una pregunta en el aire después de la confrontación abierta entre Meta, matriz de las redes sociales, y las autoridades del país a raíz de la invasión. El Gobierno de Vladimir Putin ha bloqueado el uso de estas redes en Rusia al considerar que Meta permite llamamientos violentos contra sus ciudadanos. Por otro lado, resulta difícil imaginar que Meta cambie de opinión o pida disculpas para intentar regresar al país.

La semana pasada, la Fiscalía rusa solicitó que Meta fuera clasificada como “organización extremista” y forzó el bloqueo de Instagram en el país, tal y como ya había hecho antes con Facebook. El regulador ruso de internet tomó nota. “Se están difundiendo materiales informativos que contienen llamamientos a la violencia contra los ciudadanos de la Federación Rusa, incluidos los militares, en la red social Instagram”, justificó el regulador tras el bloqueo del acceso de los ciudadanos a la red social.

La resolución de bloqueo se tomó en respuesta a la decisión de la compañía estadounidense de relajar sus normas sobre los mensajes violentos dirigidos al Ejército y a los líderes rusos. Un cambio que provocó cierta confusión sobre lo que estaba permitido y lo que no en Facebook e Instagram. La propia Meta salió al paso y aclaró que va en contra de las normas de uso de la compañía compartir un post que “pida la muerte de un jefe de Estado”.

El enfrentamiento ha llegado a tal nivel que resulta complicado vislumbrar si se podrá reconducir. Históricamente, Rusia ha utilizado las redes sociales para difundir su propaganda. Sin embargo, recientemente el enfoque de Moscú ha virado, según los expertos. De un tiempo a esta parte, y mucho más desde que estalló la guerra, el gobierno inició una política de control, cerrando por completo medios y canales de comunicación. Es un enfoque más parecido al de China, que tiene una versión cerrada de internet, explica Joshua Tucker, profesor de la Universidad de Nueva York, quien dirige el Centro Jordan de Estudios Avanzados de Rusia. “Mi apuesta es que la guerra solo acelerará ese cambio”, dice Tucker.

Si Rusia decide bloquear Facebook de forma permanente, tampoco hay un gran incentivo comercial para que Meta se doblegue y vuelva al país. Meta ha bloqueado todos los anuncios de empresas rusas y toda la publicidad dirigida a usuarios rusos como parte de su respuesta a la guerra. El pasado jueves, el director financiero de Meta, Dave Wehner, dijo en una conferencia organizada por Morgan Stanley que el negocio de Rusia supone sólo el 1,5% de los ingresos anuales del grupo. Un impacto notable, pero mucho menor que, por ejemplo, los 10.000 millones de dólares que Meta dice que perderá por los cambios en los términos de privacidad de Apple.

El fundador y primer directivo de Meta, Mark Zuckerberg, siempre ha dicho que el objetivo de su compañía es conectar a todos en el mundo, incluso en lugares como China y Rusia. Esa misión ha resultado ser mucho más difícil de lo que el empresario esperaba.

 

La guerra provoca un cerrojazo informativo

  • Bloqueo. El regulador ruso de comunicación e internet, Roskomnadzor, anunció el viernes 11 de marzo que “restringiría” el acceso a Instagram en el país. Anteriormente, había tomado una decisión similar contra Facebook y Twitter, como respuesta a las restricciones al acceso a los medios de comunicación rusos en esas plataformas.
  • Cárcel. A principios de marzo, la Duma de Moscú adoptó por unanimidad una ley que prevé criminalizar la publicación de supuestas “noticias falsas” que puedan desprestigiar al Ejército ruso. La ley prevé castigos de hasta 15 años de prisión a quienes publiquen ese tipo de informacione en relación con la guerra en Ucrania. Tras la aprobación de la ley, numerosos medios de comunicación, incluida la agencia Efe, la BBC, la CNN y Bloomberg, anunciaron la suspensión temporal del trabajo de sus periodistas en Rusia.
  • Medios del Gobierno. Las autoridades rusas han bloqueado también el acceso de los ciudadanos a medios occidentales y han cerrado varios medios nacionales críticos con la guerra. De esta forma, los ciudadanos de Rusia prácticamente solo tiene acceso a cadenas oficiales controladas por el gobierno
Normas
Entra en El País para participar