_
_
_
_
Marítimo

Grupo Pérez y Cía cerró 2021 con una facturación de 377 millones de euros, un 54,4% más

El Ebitda alcanzó los 56 millones de euros y duplica los resultados del año pasado

CINCO DÍAS

Grupo Pérez y Cía, que ofrece un servicio global de agencia marítima, obtuvo una facturación de 377 millones de euros y un ebitda de 56 millones al cierre del pasado ejercicio, lo que supone incrementos del 54,4 por ciento y del 116 por ciento, respectivamente, frente al ejercicio anterior. Estos datos consolidan el proceso de transformación puesto marcha por el Grupo en 2019, con el nombramiento de Javier Ferrer como presidente y consejero delegado y de Gonzalo Pérez-Maura como vicepresidente y único representante de la familia fundadora. En estos dos últimos años, el Grupo ha ampliado su actividad a nuevos mercados como China, Brasil, Costa Rica, Portugal y Singapur y ya opera en quince países.

La estrategia de expansión del grupo ha sido sostenida en el tiempo, como lo demuestra la adquisición de Caribbean Feeder Services, uno de los principales operadores de feeder en la región del Caribe y América Central. Opera actualmente trece barcos, con una capacidad nominal próxima a los 15.000 TEUS (Twenty-foot Equivalent Unit) y en 2021 manejó un volumen de cerca de 500.000 TEUS.

Durante el año 2020, apoyándose en su red de almacenes logísticos, el grupo creó Carmar Maritime Services, una nueva división dedicada al aprovisionamiento de buques que, en 2021, ya facturó más de 21 millones de euros y movió 126 millones de kilos de todo tipo de carga.

En 2021, la compañía cerró tres adquisiciones en tres continentes: Burmester & Stuve, en Portugal, que consolida a Pérez y Cía como la agencia marítima con mayor presencia en la Península; SPC Agency & Logistics, en Costa Rica; y la entrada en Britoil Offshore Services, en Singapur, empresa especializada en proporcionar servicios anchor handling que cuenta con veinte remolcadores. Además, abrió diferentes oficinas de MPG, su filial transitaria (freight forwarder), una en Brasil y otras dos en China.

En un año crítico para el sector logístico, MPG consiguió incorporar 625 nuevos clientes a su cartera, lo que se tradujo en un importante crecimiento de ventas y EBITDA, llegando a una facturación de 135 millones, un 89 por ciento más frente a 2020. Este dinamismo pone de manifiesto, en un año marcado por la falta de espacio y el aumento de los fletes, la capacidad de MPG de encontrar nuevas soluciones para ayudar a sus clientes a superar la crisis de suministro.

En la división de Remolcadores, destaca el reconocimiento otorgado a Remolques Unidos ("RUSA") como Armador Destacado por los Premios FINE. Remolques Unidos cuenta con la titularidad de la licencia del servicio de remolque portuario en Santander y Málaga. Además, es el principal accionista de Remolcadores de Barcelona. Las tres licencias suman una flota de catorce vehículos.

Para Javier Ferrer, "todas estas actuaciones se han llevado a cabo siguiendo la política de máxima prudencia financiera del grupo, lo que nos ha permitido contar con una posición financiera de caja neta y con altos niveles de caja operativa".

El grupo ha venido realizando un importante esfuerzo en términos de contrataciones, fomento de la igualdad y profesionalización de sus equipos, con la incorporación de más de cien profesionales desde 2019. En la actualidad, cuenta con un equipo de más de mil empleados, en el que el 40 por ciento son mujeres.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_