Las telecos confían en que la fusión de Orange y MásMóvil frene las guerras de tarifas

La agresividad de los pequeños actores puede evitar el cambio de tendencia

Los precios del sector bajan un 26% desde el inicio de la liberalización

Las telecos confían en que la fusión de Orange y MásMóvil frene las guerras de tarifas

El sector de las telecos se enfrenta a un cambio de trascendencia: la posible fusión entre Orange y MásMóvil, que han iniciado negociaciones en exclusiva con el objetivo de cerrar un acuerdo durante el tercer trimestre. Entre las operadoras se confía en que, si se materializa la consolidación en la industria, empezará a frenarse la imparable caída de precios provocada por las guerras de tarifas. De momento, no será fácil por el alto número de actores y marcas que todavía hay en el mercado.

Y es que España, considerado el mercado más competitivo de Europa, incluso por delante de Italia, ha visto como los precios no han dejado de bajar en las últimas décadas. Desde el inicio de la liberalización del mercado, en el año 1998, el sector de las telecos acumula una caída de precios superior al 26%, mientras que el IPC general sube en el mismo periodo más del 51%.

En 2021, de hecho, con una subida del IPC general del 6,5%, el único grupo que registró descensos fue el de comunicaciones, con una bajada del 0,3%, según los datos publicados recientemente por INE. Entre otros, los servicios paquetizados registraron caídas superiores al 4% en el primer semestre, si bien subieron un 0,3% en los últimos meses del año, mientras la telefonía móvil bajó un 1,4% en el año.

Las grandes telecos han insistido en numerosas ocasiones que son el sector más deflacionario de Europa, advirtiendo de que, en este escenario, que provoca una erosión de los ingresos, es complicado hacer frente a las fuertes inversiones en el despliegue de redes de 5G y fibra.

Tras el anuncio de Orange y MásMóvil, algunos analistas han indicado que, con la fusión, las telecos se beneficiarán de un mercado más racional con menos operadores.

Este marco se debería traducir en una mejora de la rentabilidad. Así, Goldman Sachs recordó que, históricamente, la consolidación en el móvil ofrece reparto de beneficios para el conjunto del mercado. “Hemos encontrado fuertes evidencias de que la consolidación impulsa una expansión de los márgenes”, señaló el banco de inversión, que precisó que, en mercados como Holanda, Reino Unido, Austria y Alemania, se registraron aumentos de los márgenes de Ebitda entre uno y dos puntos porcentuales, gracias a una menor rotación de clientes (churn).

Ahora bien, otros analistas advierten de que la intensidad competitiva no va a cambiar de forma dramática a corto o medio plazo, dada la presencia de otros operadores que están ganando cuota de mercado. Fuentes del sector indican que compañías como Digi, Avatel o Finetwork mantienen todavía una estrategia agresiva para obtener nuevos clientes, que proceden en su mayoría de los grandes grupos, gracias a sus ofertas. En su opinión, para que se frene la caída de precios, es necesaria una mayor consolidación y una mayor reducción del número de operadores y marcas.

Otras fuentes del mercado indican que en España los precios pueden seguir bajando, aunque tampoco hay mucho margen, puesto que ya se están comercializando, por ejemplo, tarifas convergentes fijo-móvil, por debajo de 30 euros al mes.

Inflación

Ahora bien, las telecos no están al margen del impacto de la fuerte subida de la inflación, tal y como han reconocido en las últimas presentaciones de resultados. En este escenario, algunas de las compañías españolas han abierto la vía a subir precios. Ese es el caso de Telefónica, cuyo consejero delegado, Ángel Vilá, indicó hace pocos días que la operadora está estudiando aplicar, de nuevo, la estrategia de “más por más”, que supone un aumento de precios a cambio de una mejora de las prestaciones para los clientes.

En otros países europeos como Reino Unido, las operadoras sí incluyen en los contratos con los clientes la revisión anual de las tarifas en función de la evolución de la inflación. Así, en 2022, Virgin O2 (participada por Telefónica), BT, Vodafone o Hutchison Three van a introducir subidas de precios cercanas al 10%.

Normas
Entra en El País para participar