Allfunds pierde el precio de su debut por las dudas del negocio

Tiene un consejo mayoritario de compra, pero pierde casi el 50% en el año

Sede de Allfunds, en Madrid.
Sede de Allfunds, en Madrid.

A punto de cumplir su primer aniversario en Bolsa, Allfunds, la plataforma de intermediación referente en el sector de fondos, ha caído esta semana por primera vez por debajo del precio de su OPV y se desfonda en Bolsa el 47% en el año, llegando a mínimo histórico. El resultado nada tiene que ver con el éxito de la colocación y el debut, que se saldó con una subida del 20% en la primera jornada.

“Ha pasado a ser un fracaso en el día a día bursátil”, dice Luis Benguerel, consejero de Anattea Gestión.“ La plataforma de inversión en fondos está acusando el incierto momento bursátil, que puede traer un menor crecimiento para su negocio. “Sin poner en cuestión la fuerte posición de Allfunds y de su modelo de negocio, hay un riesgo de que el consenso de mercado rebaje sus estimaciones para 2022”, apuntó ya en enero HSBC, cuando bajó su recomendación para el valor desde comprar a mantener.

Allfunds es una de las apuestas de Rentamarkets para 2022 y, de hecho, recientemente ha aprovechado las caídas para incrementar su posición. “Si ponemos en contexto el precio de una acción con respecto a su fundamental, llegaremos a una buena aproximación de las expectativas que el mercado le da a un negocio. En el caso de Allfunds, las expectativas están puestas sobre el crecimiento. Por lo tanto, toda previsión de que se quede corta de lo que el precio descuente podrá incidir negativamente sobre su cotización”, explica Juan Díaz-Jove, gestor del fondo Rentamarkets Narval.

Y aquí es donde el experto encuentra sentido al descenso. Allfuns obtuvo unos resultados récord en el primer semestre de 2021: alcanzó un beneficio neto ajustado de 117,4 millones, un 94% más que el mismo periodo de 2020. Para el segundo semestre aventuró que el negocio se mantendría en la misma línea, y parece que el mercado esperaba más. El día de la publicación del balance subió el 12%, y llegó a máximo histórico en octubre a 18,39 euros. Desde entonces ha bajado el 50%. En febrero anunció unos ingresos para el conjunto de 2021 de 505,7 millones de euros y un ebitda de 367,2 millones.

“Como Allfunds ofrece un servicio que depende de la salud de los mercados, en épocas de caídas como la actual es normal que no crezca tanto como en épocas más boyantes. Pero la tesis de inversión de largo plazo está intacta: un crecimiento de mercado sostenido a lo largo del tiempo; una proposición de valor imbatible con la que capturar la mayor cuota posible; uno de los mejores modelos de negocio para apalancar y monetizar su proposición de valor, y un equipo magnífico para ejecutar cada uno de los puntos anteriores”, señala Juan Díaz-Jove.

Julián Pascual, presidente de Buy & Hold, explica que la tendencia actual es premiar los resultados espectaculares. “Pueden ser buenos, pero no sorprendentes y entonces se producen caídas, y es lo que puede pasar con compañías que tienen una valoración alta”. Allfunds salió a cotizar con un PER de 30 veces que ha bajado hasta 21 veces, lo que supone unos “precios muy interesantes”, apunta Pascual.

El potencial de revalorización se eleva al 76%

  • Colocación. Allfunds es una empresa de origen español que salió a cotizar a la Bolsa de Ámsterdam el 23 de abril de 2021. El seguimiento por parte de los analistas aún es bajo; según recoge Bloomberg se han emitido recomendaciones de 10 firmas diferentes. Lo positivo para el valor, es que un 75% se inclina por comprar y un 25% por mantener. Tras la caída sufrida, presenta un potencial de revalorización del 76% sobre un precio objetivo medio de 16,48 euros. CaixaBank lo eleva hasta 20 euros. La compañía debutó con una capitalización de 7.200 millones, que se ha reducido por debajo de los 6.000 millones. Ha sido la mayor colocación de una empresa española desde la OPV de Aena en 2015. El volumen de activos administrados de Allfunds supera los 1,3 billones.
  • Dividendo. La compañía tiene previsto repartir un dividendo de entre el 20% y el 40% de su beneficio de 2021; en el rango alto supondría una rentabilidad por dividendo sobre el 1%. También está previsto que premie a sus accionistas con una remuneración extraordinaria o una recompra de acciones.

Sin embargo, Buy & Hold no tiene el valor en cartera. “El negocio es muy bueno, es el único distribuidor en España y con poder en la fijación de precios, pero tiene un riesgo regulatorio significativo que ya estaba recogido en el folleto de la colocación. Debido a su fortaleza, es posible que el regulador financiero intervenga a nivel europeo, y si esto ocurre las ventas pueden caer a la mitad o más; ya tiene limitados los precios en Reino Unido y Suiza”. explica Pascual.

Para Darío García, de XTB, “no hay nada que justifique el castigo de Allfunds, al menos con carácter público, más allá del contexto de los mercados”. Añade, que hay que tener en cuenta que es mucho menos líquida que otras entidades, y que el capital está concentrado en pocas manos. “A nivel financiero tiene un negocio de gestión de activos que no supera los 1.500 millones de euros en crecimiento sostenido, algo que está en los niveles más bajos frente a sus comparables”, apunta.

Allfunds es una opción para sobreponderar para Morgan Stanley, ya que ofrece “combinación de posición de liderazgo, alta retención de clientes y crecimiento estructural”.

Normas
Entra en El País para participar