Servicios

Juan Ignacio Beltrán: “Revisaremos el plan de negocio de Serveo y será más ambicioso”

La toma de control de la antigua filial de servicios de Ferrovial por parte de Portobello lanza el crecimiento en España y Portugal

Juan Ignacio Beltrán, consejero delegado de Serveo.
Juan Ignacio Beltrán, consejero delegado de Serveo.

El cambio de manos de Ferroser Infraestructuras, rebautizada el pasado viernes como Serveo, viene acompañado de retoques en el plan de negocio. Desde la antigua filial de Ferrovial se sostiene que la empresa va a ganar en agilidad en esta nueva etapa, con Portobello Capital como primer accionista (75,01%), y las expectativas de crecimiento son ahora mayores. No solo por haber salido de la inercia de un gran grupo, sino por las condiciones del mercado y la tendencia de la firma a prestar servicios cada vez de mayor valor añadido.

En una entrevista concedida a este periódico, el consejero delegado de Serveo, Juan Ignacio Beltrán, explica que hasta un 60% de los 1.000 millones en ingresos al cierre de 2021 depende del segmento facility management, por un 20% que cuelga de los servicios a la industria, un 10% facturado por el mantenimiento de carreteras, y otro tanto que procede de los servicios de eficiencia energética. Y es en las áreas de menor volumen donde se aprecia mayor potencial. “El de la eficiencia energética fue un negocio que iniciamos hace tiempo con mucho éxito, tanto que Ferrovial se quedó con la mayor parte. Nosotros hemos retenido cuatro contratos y nuestra intención es crecer en este segmento”.

"El de la eficiencia energética fue un negocio que abrimos con éxito en Ferrovial y queremos crecer en ese segmento", dice el consejero delegado de Serveo

Las referencias en poder de Serveo son dos contratos de gestión energética en los hospitales madrileños de Alcorcón y Móstoles, y otros dos de alumbrado público en la ciudad de Guadalajara y la localidad de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Beltrán afirma que su empresa puede "retomar una senda de desarrollo importante, pero necesitábamos referencias. Solo hay que ver cómo está la energía para tener claro que la búsqueda de ahorros es una actividad con futuro”. Se trata de captar nuevos clientes en el ámbito público y ofrecer esta gestión del coste energético a privados.

En esta primera tarea de reconstrucción de un negocio que ya era floreciente en el perímetro de Ferrovial, Serveo tratará de aprovechar sinergias con sus contratos en el mundo industrial. Con clientes como PSA en Vigo, fábricas de Michelín, y Bridgestone, o referencias en los sectores siderúrgico y alimentario, la empresa de Portobello ha pasado en los últimos años de prestar servicios básicos de limpieza de instalaciones, al mantenimiento de líneas de producción, intervenir en montajes, y prueba ahora con la robótica. “Vamos entrando en la cadena de valor para prestar servicios cada vez más estratégicos”, señala Juan Ignacio Beltrán. El foco está puesto en nuevos sectores industriales y en impulsar la citada oferta de eficiencia energética, donde Serveo dice haber logrado para sus clientes un 60% de ahorro energético medio en alumbrado, del 30% de media en edificios, y del 4% por conducción energética.

Planes más ambiciosos

Los 1.000 millones en ingresos del año pasado dejaron un ebitda de 50 millones. Con una cartera de contratos de 1.580 millones, el plan de negocio en revisión se basará en el crecimiento, orgánico e inorgánico, sin obsesión aún por el salto al exterior. Según el primer ejecutivo, “el business plan actual fue el que Ferrovial presentó a Portobello. Lo vamos a revisar y confío en que puede ser más ambicioso”.

Juan Ignacio Beltrán durante la entrevista en la sede de Serveo.
Juan Ignacio Beltrán durante la entrevista en la sede de Serveo.

Además de mantenerse el equipo gestor y la plantilla, Serveo sigue contando con la propia Ferrovial en el capital, con una participación del 24,99%. “Las fortalezas que teníamos continúan aquí y la entrada de Portobello nos da agilidad en la toma de decisiones y procedimientos”, afirma Beltrán. La venta de Ferroser Infraestructuras se enmarca en el proceso de salida de Ferrovial del sector servicios para enfocarse en la construcción y operación de infraestructuras. De momento, este es el único caso en que el grupo que preside Rafael del Pino ha pedido quedarse en el capital: “Creo que han visto como muy posible la creación de valor”.

Las acciones de Serveo fueron valoradas en 177 millones, la parte vendedora se quedó 60 millones de caja y el cobro de otros 50 millones dependerá de que se alcancen determinados hitos a la vuelta de cuatro a cinco años. Además, Ferrovial contará aún con la cuarta parte del capital para capitalizarla previsiblemente en el medio plazo.

"Las fortalezas que teníamos continúan, y la entrada de Portobello nos da agilidad en desisiones y procedimientos"

Bajo la batuta de Portobello, el equipo directivo está atento a las oportunidades para invertir en crecimiento en España y Portugal, donde tiene la totalidad de sus operaciones. Queda descartado atacar el mercado de los servicios ambientales. “Vamos a vigilar el mercado, especialmente si se da la esperada concentración en el campo de facility management, pero no veo inversiones a corto plazo fuera de España o Portugal”, resume el consejero delegado.

Peajes en las autovías

Con la autoría de Saffron, la nueva marca Serveo ha cambiado el amarillo corporativo de Ferrovial por el color naranja, y ha simplificado el nombre en busca de representar mayor agilidad. Defiende ahora una cesta de 2.000 contratos, con el de las cafeterías de los trenes de Renfe como una de las principales referencias. Tambien está detrás de muy diversos servicios en 140 hospitales, desde la limpieza, gestión de llamadas y transportes de emergencia, hasta el mantenimiento de equipos de electromedicina.

Nueva marca de la antigua Ferroser Infraestructuras.
Nueva marca de la antigua Ferroser Infraestructuras.

Esta compañía se ocupa de la conservación de más de 4.000 kilómetros de carreteras, sector en el que Juan Ignacio Beltrán y su equipo no pierden de vista el debate sobre la tarificación de vías de alta capacidad. “El pago por uso va a constituir una oportunidad para las compañías de conservación de carreteras. Supongo que el peaje será en sombra, con viñeta o tarifa plana, y que lo recaudado irá a financiar la conservación, donde esperamos partidas de inversión más altas en el futuro”.

Otros negocios en los que compite Serveo son la gestión de alumbrados públicos o la operación de torres de control (es titular de ocho torres en España). En esta última actividad, Juan Ignacio Beltrán defiende una mayor liberalización en España: “El coste de los servicios de control prestados por el sector privado es más bajo que el de Enaire. Y en seguridad y fiabilidad salimos bien parados en todas las estadísticas. Estoy seguro de que el camino de la liberalización ahorraría dinero a la Administración”.

En los servicios a la industria, la compañía suma 20 millones de metros cuadrados mantenidos en un centenar de fábricas. En la actividad de facility management cuida instalaciones por 4,5 millones de metros cuadrados, con más de 100.000 activos. Y en eficiencia energética, gestiona 133 GWh de energía, 426 puntos de suministro y 27.000 puntos de luz.

Con más de 25.000 empleados en plantilla y 30 años de experiencia, se trata de una referencia consolidada que ha renovado sus cimientos.

Normas
Entra en El País para participar