Arex Markets reinventa el ‘factoring’ para pymes

Propone comprar facturas impagadas y subastarlas a 40 fondos de inversión. Garantiza el pago de las deudas en 48 horas

Perttu Jalkanen, cofundador de la Fintech Arex Markets
Perttu Jalkanen, cofundador de la Fintech Arex Markets

Con la crisis del coronavirus, las pequeñas y medianas empresas reviven las dificultades que acumulan en cada crisis para cobrar sus facturas a tiempo. “El objetivo de la compañía es devolver a las pymes el control de su dinero dándoles acceso a una financiación rápida, flexible y más barata, con condiciones que hasta ahora solo eran accesibles para grandes corporaciones”. Con esta frase, Perttu Jalkanen, cofundador de la fintech Arex Markets, nacida en Irlanda en 2014, con operación en Reino Unido, Escandinavia, Holanda y en España desde hace un año, define el modelo de negocio de la compañía. “Queremos darle acceso a un mercado competitivo de financiación que les ayude a salvar la brecha de la liquidez del mercado de capitales”, recalca en una entrevista con Cinco Días.

Con un equipo de 50 personas en Barcelona, donde ha fijado su sede central, Arex Markets ya ha alcanzado un acuerdo con la tecnológica SAGE para ofrecer sus servicios a las más de 10.000 pymes que utilizan sus sistemas de gestión de contabilidad. Esa es la primera novedad en el modus operandi de la compañía, ya que la manera de conocer la salud financiera de una pyme acreedora es integrándose dentro de sus programas de contabilidad. “Una vez hecho el análisis, las empresas pueden elegir qué facturas quieren financiar con Arex Markets”.

Jalkanen destaca que la verdadera disrupción de la firma es que, una vez que la pyme cede el derecho de cobro de una factura, este se convierte en un activo negociable (ETR por sus siglas en inglés), que luego subasta de forma automatizada en una plataforma propia. “En ella se intercambian esos ETR y solo participan 40 inversores entre fondos de inversión, family offices, hedge funds o fondos de pensiones”. El fundador de Arex Markets recalca que es un producto muy demandado por las pymes para ganar liquidez en un contexto con dificultades para cobrar y también muy solicitado por parte de inversores cualificados para mejorar su rentabilidad en un entorno de tipos de interés bajos.

Una vez acordada qué facturas se ceden para que la fintech las subaste, la pyme recibe el dinero en un plazo máximo de 48 horas. “De hecho, el 93% de los clientes de AREX reciben los fondos de su factura el mismo día”, remarca el fundador de la compañía. Del importe de la factura, Arex Markets cobra una comisión mínima del 1%, que será creciente en función de la antigüedad de la misma: cuanto más retraso de cobro acumule mayor será la comisión. Asimismo, Jalkanen explica que se bloquea un depósito del 10% que no se libera hasta que no se cobra íntegramente la deuda.

Normas
Entra en El País para participar