Reino Unido aprueba la compra de los emplazamientos de Hutchison por parte de Cellnex

Deberá vender 1.000 torres, por debajo de los ofrecidos por el grupo español al regulador británico

Reino Unido aprueba la compra de los emplazamientos de Hutchison por parte de Cellnex

Cellnex Telecom ha informado que la Autoridad de los Mercados y la competencia del Reino Unido (CMA) ha aprobado la adquisición por parte de la compañía de los 6.000 emplazamientos de telecomunicaciones (infraestructura pasiva) de CK Hutchison en el Reino Unido.

La transacción está sujeta a la desinversión de alrededor de 1.000 emplazamientos existentes de Cellnex en el Reino Unido, y que se solapen geográficamente con los emplazamientos a adquirir de CK Hutchison.

La propuesta que presentó la compañía española estaba entre los 900 y los 1.300, con lo cual estaría en el rango pero por debajo del máximo. La CMA ha aceptado el argumento de que lo que tiene sentido es desinvertir en las zonas donde se producen solapamientos, lo cual permite pensar en más crecimiento siempre y cuando se evite dicho solape. El escenario que se plantea es similar al que se dió en Francia en otoño pasado, cuando el regulador autorizó a Cellnex a comprar Hivory, a cambio de vender, en aquel caso, 3.200 torres.

Según Cellnex, la aprobación regulatoria de la operación supone el cierre de la última transacción incluida en el acuerdo anunciado en noviembre de 2020 para adquirir los 24.600 emplazamientos de CK Hutchison en seis países europeos: Austria, Irlanda, Dinamarca, Suecia, Italia y el Reino Unido. La aprobación de la CMA está sujeta a la ejecución de la desinversión acordada.

Las seis operaciones representan una inversión global de 10.000 millones de euros, la mayor de la historia de Cellnex, y los acuerdos también incluyen el despliegue de hasta 5.250 nuevos emplazamientos (600 de los cuales en el Reino Unido) durante los próximos ocho años, con una inversión adicional de 1.150 millones de euros.

El grupo español logra resolver una situación de incertidumbre, por las exigencias de la CMA, que había penalizado a sus acciones en Bolsa. Sus títulos se dejan un 22% desde principios de año, hasta 39,48 euros, si bien todavía contizan por encima del precio de la ampliación de capital de 7.000 millones realizada en 2021.

El cierre de la transacción en Reino Unido conllevará una parte de pago en efectivo y otra parte en acciones. En el anuncio de la transacción, Cellnex contempló una ampliación de capital de hasta el 5%, que estaría destinado al pago a Hutchison, que se convertiría en uno de los accionistas de referencia. No obstante, tras la citada ampliación de capital realizada en la primavera del pasado año, la participación debería ajustarse. Igualmente, Cellnex ha adquirido más de un 1% de acciones propias en el mercado en las últimas semanas, que podrían ser destinadas también al pago a Hutchison.

Cellnex cerró 2021 con una liquidez disponible, tesorería y deuda no dispuesta, de aproximadamente 8.600 millones de euros. Durante 2021, la compañía llevó a cabo el citado aumento de capital de 7.000 millones de euros, y colocó hasta cinco emisiones de deuda por un importe total de 6.000 millones. La empresa ha defendido que cuenta con flexibilidad financiera para acometer las inversiones previstas.

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, ha manifestado que "el conjunto de los acuerdos con CK Hutchison no sólo fortalecen nuestra posición como principal operador paneuropeo, sino que también refuerzan las relaciones con nuestros clientes y nos abren a nuevas oportunidades y perspectivas de colaboración. En esencia, esta racionalización de la infraestructura gestionada por un operador neutro como Cellnex, creará los incentivos necesarios para acelerar, mejorar y ampliar la cobertura móvil, incluida la del 5G, en estos mercados clave".

La operación consolida la posición de Cellnex como primer operador independiente de infraestructuras de telecomunicaciones en Europa por delante de American Tower que, en 2021, adquirió las torres de Telxius, filial de Telefónica, en Alemania y España. También supera en número de torres a Vantage, controlada por Vodafone, y Totem, división de Orange. En Reino Unido Cellnex compite con CTIL, participada al 50% por Telefónica y Vantage.

Cellnex gestiona un portafolio de más de 130.000 emplazamientos, incluyendo despliegues previstos hasta 2030, en España, Italia, Países Bajos, Francia, Suiza, Reino Unido, Irlanda, Portugal, Austria, Dinamarca, Suecia y Polonia.

Cellnex se ha convertido en uno de los grandes grupos inversores no solo de España, sino del conjunto de Europa. La compañía, entre adquisiciones y despliegues de infraestructuras, invirtió cerca de 18.800 millones de euros durante el pasado año.

Normas
Entra en El País para participar