Resultados

Técnicas Reunidas pierde 192 millones en 2021, pero confía en remontar este año

La compañía acaba de recibir una multimillonaria inyección de fondos públicos

Técnicas Reunidas pierde 192 millones en 2021, pero confía en remontar este año

Técnicas Reunidas, que acaba de recibir una multimillonaria inyección de fondos públicos, perdió 192 millones de euros en 2021, frente a los 13 millones que ganó un año antes, algo que atribuye directamente a los efectos de la pandemia en su negocio y que confía en superar en 2022.

Según ha detallado la empresa, especializada en ingeniería y construcción de infraestructuras para el sector petrolero y gasístico, sus ingresos ordinarios durante el año pasado cayeron un 20 % hasta los 2.808 millones, para situarse así un 40 % por debajo del nivel prepandemia.

"Los dos últimos años han supuesto un gran desafío para nuestro sector y para Técnicas Reunidas. No hubo adjudicaciones durante varios trimestres; se ralentizaron proyectos que se estaban iniciando; y fue más difícil y costoso ejecutar los proyectos en fases más avanzadas", ha explicado su presidente, Juan Lladó, al presentar las cuentas.

De hecho, asegura que desde el estallido de la pandemia en marzo de 2020, se ha hecho "complicado negociar y llegar a acuerdos con los clientes por la falta de interacción cara a cara, tanto para el reparto de los costes del covid, como para el reconocimiento de órdenes de cambio y de consecución de hitos en los proyectos".

Rescate y vuelta a la normalidad

En cualquier caso, Técnicas Reunidas asegura que la situación está "mejorando rápidamente" y espera volver a la normalidad en todos los frentes con el avance de 2022. De hecho, apunta que su cartera de proyectos ya ronda los 11.114 millones y al cierre de 2021 era un 26 % superior a la del final de 2020.

A ello se suma que hace menos de dos semanas, el pasado 18 de febrero, el Consejo de Ministros aprobó una inyección pública de 340 millones de euros en su capital a través del fondo de apoyo gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para socorrer a empresas estratégicas afectadas por la pandemia.

La inyección de fondos públicos consta de un préstamo participativo de 175 millones y con un coste medio del euríbor más 450 puntos básicos, que será reembolsado en junio de 2026, y un préstamo ordinario de 165 millones con un coste del 2 % en 4,5 años, que será amortizado a partir del segundo año, con un calendario de reembolso del 20 % en 2023, 30 % en 2024, 30 % en 2025 y 20 % en 2026.

Al cierre del año la deuda neta del grupo había quedado en 76 millones, lo que supone un 61 % menos que al final de 2020; mientras que los fondos propios se situaron en 104,7 millones, un 63 % menos.

"Hay señales claras de que estamos llegando a un punto de inflexión hacia la normalización (...). Además, las recientes adjudicaciones diversificadas y de riesgo reducido que se han obtenido durante 2021, junto con el apoyo de SEPI, contribuirán a estabilizar nuestras operaciones y apuntalar nuestra estrategia de crecimiento para los próximos años", asegura la empresa. EFECOM

Normas
Entra en El País para participar