Crisis en Ucrania

Bruselas incluye a Fridman en su lista negra y Dia dice no verse afectada

El dueño de Dia tiene prohibido desde hoy desplazarse a suelo de la UE

Mijail Fridman, fundador de Letterone.
Mijail Fridman, fundador de Letterone.

La Unión Europea ha añadido a 26 nuevos oligarcas, empresarios y periodistas rusos a su lista de sancionados por el ataque Ruso sobre Ucrania. Entre ellos está el magnate Mijail Fridman, cofundador de Letterone, el grupo de inversión propietario del 77% de la compañía de supermercados española Dia.

Según el documento que ha hecho público Bruselas en la noche del lunes, Fridman "ha cultivado lazos estrechos con la administración de Vladímir Putin, y es conocido como uno de los principales financieros de Rusia y facilitador del círculo más próximo a Putin". Añade que la hija mayor del presidente ruso, Maria Putin, "dirigió un proyecto benéfico llamado Alfa-Endo, financiado por Alfa Bank", el grupo bancario fundado por Fridman. "Vladímir Putin recompensó la lealtad del Alfa Group a las autoridades rusas ofreciendo ayuda política a los planes de inversión en el extranjero de Alfa Group", dice la Unión Europea.

"Fridman y su socio Petr Aven [accionista de Alfa Bank] han contribuido a los intentos del Kremlin por que se levantaran las sanciones impuestas por Occidente para frenar la política agresiva de Rusia con respecto a Ucrania. En 2018, Aven, junto con Fridman, visitaron Washington D.C, con la misión extraoficial de trasladar un mensaje del Gobierno ruso en relación con las sanciones de los Estados Unidos y las sanciones adoptadas como represalia por la Federación de Rusia", prosigue la UE en su argumentación contra Fridman.

Ante esta situación, Dia ha tenido que trasladar una comunicación a la CNMV descartando cualquier impacto. La compañía dice está controlanda por Letterone Investment Holdings (LIHS), y que "ningún accionista persona física de LIHS ostenta, ni individualmente ni mediante acuerdo con otros accionistas, el control de LIHS. En concreto, ni el señor D. Mijail Fridman ni el señor D. Petr Aven ostentan el control de LIHS".

Por tanto, dice Dia, "la sociedad considera que no se ve afectada en modo alguno, ni directa ni indirectamente, por el nuevo paquete de sanciones adoptado por la UE en respuesta a la crisis de Ucrania".

Pide una solución

El empresario ruso envió durante el fin de semana una carta a los empleados de Letterone, en la que pidió "parar el derramamiento de sangre" en Ucrania. "No hago declaraciones políticas, soy un hombre de negocios con responsabilidades para con mis muchos miles de empleados en Rusia y Ucrania. Sin embargo, estoy convencido de que la guerra nunca puede ser la respuesta. Esta crisis costará vidas y dañará a dos naciones que han sido hermanos durante cientos de años. Si bien una solución parece terriblemente lejana, solo puedo unirne a aquellos cuyo ferviente deseo es que el derramamiento de sangre termine. Estoy seguro de que mis socios comparten mi punto de vista", dijo el dueño de Dia.

No le ha servido a Fridman, que a partir de ahora tendrá prohibido desplazarse a la Unión Europea, y al que se le congelan los activos que tenga en la misma.

También está en la lista su socio Petr Aven, además del máximo responsable de la petrolera rusa Rosneft, Igor Sechin; o el primer ejecutivo de Transneft, Niklay Tokarev. Otros nombres relevantes son los oligardas Alisher Usmanov o Alexander Ponomarenko, o Dmitry Chernyshenko, viceprimer ministro de turismo, deportes, cultura y comunicaciones ruso.

Normas
Entra en El País para participar