Desayuno CincoDías

La colaboración público-privada, esencial para la revolución tecnológica

El 5G es el sistema más rupturista y transformador de la historia. En el proceso de digitalización, Administraciones y empresas deben colaborar como socios estratégicos y afianzar la sostenibilidad medioambiental y la eficiencia energética

La transformación digital es un viaje inaplazable. Una revolución, la tecnológica, donde la colaboración público-privada es imprescindible; abre un sinfín de oportunidades, pero también enormes retos, sin perder de vista la sostenibilidad medioambiental y la eficiencia energética.
Entre los desafíos, la digitalización de las pymes, cómo se acometen los proyectos, cuáles son los nuevos modelos de negocio o cuál es el papel de los proveedores de servicios; la ciberseguridad, el 5G como habilitador tecnológico y las apps que vienen; la economía del dato o la soberanía de los mismos y el papel que los fondos de recuperación, Next Generation, jugarán para mejorar la competitividad de economías y empresas.

Esta vertiginosa transformación tecnológica también suscita temores como que las regulaciones estrictas del mercado ralenticen las inversiones. Habrá que familiarizarse con términos como open source, open RAN, blockchain o digital twin. No se preocupe, la tecnología, en general, es friendly (amistosa) y buena y se adaptará a los cambios, sin apenas darse cuenta.

Todos estos temas se han puesto sobre el tapete en el encuentro Una nueva era: colaboración para aprovechar las oportunidades de la tecnología, organizado por CincoDías en colaboración con Red Hat.

Si se hace una radiografía sobre la digitalización en España se observa un panorama muy variable. “Las grandes empresas tienen un alto grado de desarrollo; tienen los recursos, la capacidad y la comprensión para poder afrontar y avanzar en este ecosistema, es una fortaleza país y eso las hace muy competitivas”, señala Roberto Sánchez, secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Roberto Sánchez: “Los fondos de recuperación son una oportunidad para obtener el máximo beneficio de una transformación digital profunda”

Una situación que “cambia radicalmente en las pymes donde el grado de digitalización es muy pequeño”, recalca, al tiempo que apunta que desde la Administración “se han puesto en marcha, dentro de los planes de recuperación, ayudas, con dotaciones muy cuantiosas. Este es uno de los grandes desafíos: ayudar a las pymes a digitalizarse”, resume Sánchez.

En este contexto de “avanzar hacia la transformación digital es preciso destacar la agenda España Digital 2025 donde se hace referencia a este sector de nuestro tejido productivo y también específicamente a las startups. Es importante este apoyo a las empresas que no tienen este know how”, destaca Susana de Jong, gerente de ventas para Europa, Oriente Medio y África en Red Hat.

En opinión de Mario Rodríguez, director de tecnología de la información en Siemens España, “es clave la colaboración público-privada y seguir avanzando en la modernización y desarrollo de infraestructuras inteligentes que refuercen nuestra posición como país”.

La pandemia, el teletrabajo, las nuevas formas de comunicarse, de impulsar los negocios, han puesto a la tecnología en el centro de nuestra vidas. La hemos usado para trabajar, para educarnos, en sanidad, de un día para otro y las redes lo han soportado y casi todo funcionó.

Susana de Jong: “En estos momentos el papel del ‘open source’ es clave como motor de aceleración de la innovación”

“Los modelos de negocio han cambiado gracias a la tecnología y en muy poco tiempo; ahora es muy importante conocer a tu cliente. Con el despliegue del 5G cambiará más; hay que hacer una gran distinción entre sectores, oportunidades y tamaño de empresas”, reflexiona Gonzalo Martín-Villa, CEO de internet de las cosas (IoT) y big data en Telefónica Tech. “Las necesidades empresariales están impulsando estas nuevas tecnologías disruptivas en todo los sectores, la pandemia ha acelerado este proceso y afecta tanto al sector público como privado”, remarca De Jong.

Para Rodríguez, “tecnologías habilitadoras hay muchas, pero lo que es clave es la hiperconectividad y el internet de las cosas como fuente de captación de datos que nos permitan tomar decisiones correctas”. Otro tema que “nos vertebra absolutamente a todos –añade– es la sostenibilidad medioambiental y la eficiencia energética”.

La tecnología mejora la productividad, la eficacia y el ahorro de costes y ofrece mayor flexibilidad. Las smart factories o fábricas flexibles o líquidas pueden modificar su cadena de producción o personalizar sus productos hasta límites de ciencia ficción para satisfacer a los clientes. Tener un gemelo digital (digital twin) permite un mantenimiento predictivo de las fábricas y operaciones en remoto y el uso de robot autónomos mejora la calidad, el servicio y otros. Tecnología y sostenibilidad están en las agendas de todas las empresas al más alto nivel ejecutivo, “ya no es una opción, es una necesidad”, afirma Pilar Torres, directora general para España y Portugal en Atos.

Este proveedor mide “las toneladas de CO2 que generamos para los ingresos que producimos como empresa en un índice de sostenibilidad que se calcula en el Dow Jones, es decir, los rankings de sostenibilidad internacionales que dicen cómo de sostenible eres para generar el valor que das a la sociedad en tu propio negocio”.

Pilar torres: “Estamos listos para ser líderes en un entorno de colaboración y alianzas en una tecnología digital segura y sostenible”

La ciberseguridad es otro de los temas que también está en todas las agendas y en todas las áreas empresariales ya que las tecnologías convergen. “La economía del dato permite utilizar este para mejorar procesos, servicios o servir mejor a tus clientes; así como operar mejor internamente o tener más satisfechos a tus empleados”, añade Torres.

El 5G como habilitador tecnológico se ha revelado como el máximo transformador con un efecto muy rupturista: modificará la forma en la que producimos, proporcionaremos servicios; transformará las fábricas o la gestión de utilities como los servicios de agua, electricidad o gas o la movilidad en las ciudades.

En España “hemos acelerado lo más posible la disponibilidad de las frecuencias para que las redes puedan desplegarse en todo el territorio y tenemos programas de ayudas para acelerar este despliegue en aquellos lugares donde los operadores tardarían más tiempo en llegar y rentabilizar sus inversiones ”, explica el secretario de Estado.

El Ejecutivo, por ejemplo, ha financiado más de 120 casos piloto para identificar aplicaciones del 5G y ha destinado recursos para impulsar capacidades de investigación, desarrollo e innovación en la tecnología 5G, 5G avanzada y 6G con miras al futuro.

Mario Rodríguez: “La tecnología debe estar al servicio de las personas y tenemos una ocasión única para impulsar esta revolución”

En 2025 “habrá 40.000 millones de cosas conectadas, y sin el habilitador del 5G sería imposible; esta hiperconectividad genera millones de datos y hay que gestionarlos, tener la infraestructura, entender cómo funciona el gobierno del dato y cómo analizarlos para mejorar la toma de decisiones en los negocios. Se conoce como Intelligence of Things (inteligencia de las cosas). No puedes quedarte atrás”, concluye Martín-Villa (Telefónica).

España tiene una gran conectividad y muy buenas infraestructuras en telecomunicaciones, “somos el país con mayor cobertura de fibra. Como socios tecnológicos, la colaboración pública y empresarial es necesaria para remar en la misma dirección”, destaca el responsable de Siemens.
El rol de proveedores, y entre ellos, los operadores de telecomunicaciones, “es esencial como habilitadores de tecnología y de aceleradores. El modelo open source es clave como motor de la aceleración de la innovación”, enfatiza la directiva de Red Hat.

“Los proveedores tenemos un papel complementario para funcionar como un todo. Atos es el proveedor número uno europeo en supercomputación y simuladores de computación cuántica; para hacer esa analítica de datos y los modelos que luego se aplican en los entornos reales hay que hacer una investigación previa. Tenemos la convicción y la ambición de que España sea una potencia en supercomputación. No podemos perder esa oportunidad de liderazgo”, enfatiza Torres.

Gonzalo Martín-Villa: “La unión del internet de las cosas y la inteligencia artificial ayuda a tomar mejores decisiones de negocio”

Cíclicamente hay una revolución tecnológica que nos cambia la vida, estamos en una de ellas como sucedió con el 4G, pero en el sector hay recelo a que se ralenticen las inversiones en 5G por las estrictas regulaciones del mercado. “El Gobierno es sensible y entiende las dificultades por las que pasan las operadoras de telecomunicaciones inversoras, comprendemos ese temor y que pidan procesos de consolidación en algunos mercados europeos”, reconoce el secretario de Estado.

Todos los participantes en el debate defienden la necesidad de afianzar los modelos de colaboración de código abierto que favorecen una innovación constante. En este ecosistema del dato, y aunque la seguridad 100% no existe, “tenemos un enorme reto sobre su control, la soberanía de los mismos y su protección”, afirma Torres. “Definir estándares y marcos de compartición de datos es imprescindible. Caminamos muy rápido y la regulación tiene que contemplar esos avances de digitalización. Un ejemplo es la iniciativa Gaia-X, el marco de gobernanza europeo en la nube”, añade.

El Gobierno prepara una ley específicamente para el 5G, “los datos son críticos y no podemos permitir agujeros, la comunicación tiene que ser hipersegura y de mitigación de riesgos”, explica Sánchez.

En este sentido, Siemens “ha apostado internamente por un modelo Zero Trust (confianza cero) de acceso con privilegios mínimos, en función de la identidad y el contexto del usuario verificados”, especifica Rodríguez.

Trabajo arduo y un juego de equilibrios en los que hay reglas con las que debemos sentirnos cómodos.

La hoja de ruta de la digitalización

Agenda Digital 2025. Es la hoja de ruta para impulsar la transformación digital de España, incluye cerca de 50 medidas agrupadas en 10 ejes estratégicos, movilizará unos 70.000 millones de inversión pública y privada hasta 2025 y “nos permite estar entre los países más avanzados en este proceso transformador”, afirma el secretario de Estado de Telecomunicaciones e infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez.

Casos de uso. “La mayoría de ellos están aún por decidir y eso les hace más interesantes; otro tema que tendremos que seguir de cerca es el de la monetización de los mismos, hacer un business case de los casos de uso. El reto de los nuevos negocios será saberlos monetizar”, destaca Susana de Jong, de Red Hat.

Despliegue del 5G. Con el 5G se abre un gran abanico de oportunidades y servicios impensables antes. “La tecnología permite hacer muchas cosas: drones para controlar la agricultura o metering en la gestión de montes, con mayor eficiencia. Las redes privadas en la industria van a ser clave”, explica Gonzalo Martín-Villa, de Telefónica Tech.

La nube. “Es otro paradigma de tecnología habilitadora enormemente potente a unos costes que en otros tiempos no hubieran sido posibles. Hoy la misma tecnología que pueden tener los Gobiernos es accesible para emprendedores; ahora tenemos casos de uso transversales, que están siendo desarrollados por startups, que se piensan para un sector y se ponen en marcha en otro”, enfatiza Pilar Torres, de Atos.

Alianzas. “El mundo en el que nos movemos es un mundo de colaboración de ecosistemas, de alianzas estratégicas que nos permiten una fabricación más flexible y eficiente, con menos errores y menos costes, un ciberespacio más seguro y una tecnología al servicio de las personas”, reflexiona Mario Rodríguez, de Siemens.

Objetivo pymes. En España hay 2,9 millones de pequeñas y medianas empresas; de ellas, apenas el 14% tenía un plan de digitalización antes de la pandemia. Las pymes forman el 99,8% de nuestro tejido empresarial “y su digitalización es uno de los mayores retos como país”, asegura el secretario de Estado Roberto Sánchez.

Normas
Entra en El País para participar