_
_
_
_
_
Transformación

Una galería de arte digital donde comprar piezas con aval de expertos

Art.army ofrece al sector del arte herramientas digitales, con obras revisadas por especialistas. Permite comprar piezas en formato NFT, espacios en el metaverso y lanza su propio ‘token’

Espacio en el metaverso para exponer obras digitales
Espacio en el metaverso para exponer obras digitales

¿Cómo comprar una obra digital y estar seguro de su categoría artística? ¿Dónde alquilar un espacio para exponer una pieza virtual? ¿Cómo puede una galería o un artista tradicional usar herramientas digitales? “Es necesario poner las nuevas tecnologías aplicadas al arte al servicio de los creadores, de las galerías, de los expertos... que no solo se beneficie el mundo financiero”, explica Alejandro García, cofundador de la galería de arte digital Art.army. Con la idea de conectar al mundo del arte con las nuevas tecnologías, el planteamiento de este espacio virtual es dar cabida a artistas y coleccionistas interesados, pero también a comisarios, galerías, instituciones... “Un nuevo modelo para el arte es posible”, proclaman.

La propuesta de Art. army pasa por volver la vista a los fundamentos del arte tradicional y crear un modelo “justo” para los creadores. Lo que diferencia a Art.army de otros proyectos es que cuenta con el respaldo no solo de expertos en tecnología, sino también artísticos. Ofrece obras de creadores, nacionales e internacionales, seleccionadas y avaladas por galeristas, críticos, analistas y comisarios.

Para llevar a cabo las transacciones han creado su propia divisa digital, arttoken

Art.army se ha convertido en pionera en el mercado del arte con la venta de NFT, o tokens no fungibles, un tipo de archivos encriptados (mediante la tecnología blockchain) que representa algo único. En la anterior edición de la feria de arte contemporáneo Arco, Art.army fue la primera plataforma en la historia del evento en vender NFT, señala Alejandro García. Fue sobre obras del artista Soliman López. Este año, coincidiendo con Arco, Art.army cuenta con una exposición de una galería de Barcelona, House of Chappaz.

Adaptación

La idea es que el arte debe adaptarse a las nuevas circunstancias, pero al mismo tiempo seguir aplicando los valores que han sustentado su desarrollo en las obras materiales. El concepto es que lo que Art.army ofrece esté validado y contrastado por expertos. Se trata, explica García, de alejar la noción “especulativa” que hasta ahora se ha movido en el mundo del arte digital, con la compraventa de obras virtuales no siempre de una categoría artística probada. Por contra, en la plataforma se exponen piezas digitales “que garantizan su validez”.

Un nuevo proyecto de Art.army consiste en ofrecer a instituciones culturales la posibilidad de tokenizar obras para ofrecerlas al público y conseguir financiación adicional, a modo de mecenazgo. Una iniciativa que ya han hecho instituciones internacionales, por ejemplo la galería Belvedere de Viena con El beso de Gustav Klimt, que convirtió en 10.000 NFT y se vendió a 1.850 euros cada uno. Una forma de convertirse en “dueño” de parte de una obra... virtual, que aún no se ha desarrollado en España.

Art.army ofrece asimismo en su plataforma espacios realizados por artistas 3D en el mundo virtual para que los artistas expongan sus obras. De los 10 que ha puesto a la venta, la plataforma ya ha vendido tres y otros tantos los ocupa con exposiciones propias. En estas galerías digitales los coleccionistas pueden exponer su colección de NFT de Ethereum y Polygon. Además, los espacios virtuales se podrán subastar o vender en el metaverso, como si fueran obras de arte.

Para llevar a cabo las transacciones, Art.army ha creado su propia criptomoneda, arttoken, que cotiza en las principales plataformas de cambio de la red. Adquirirla da una participación al socio sobre la plataforma. En cualquier caso, para comprar una pieza de arte digital no es necesario adquirir tokens: la galería permite utilizar una tarjeta de crédito y obtener criptomonedas directamente.

Un modelo virtual que pone al artista en el centro

 

Creadores. Otra diferencia de esta galería respecto a otros mercados de arte digital es que son los propios artistas los que pueden gestionar el beneficio que logran con sus obras, así como la parte que quieren asignar a comisarios o a la galería. “Los artistas podrán tokenizar todo tipo de elementos digitales: vídeo, audio, imágenes, piezas 3D o programación”, explican desde la galería.

 

 

Galería. Si se vende una obra, el creador recibirá el 90% de la ganancia, y puede asignar un porcentaje a su galerista o agencia. Otro 5% se destina a Art.army para el mantenimiento de la plataforma y el 5% restante se reparte entre “todos los tenedores del token”. Así, a través de la adquisición de arttokens, los socios “pueden contribuir al proyecto y percibir un beneficio”.

 

 

Subasta. Normalmente, el precio de las piezas puede ser cerrado, en caso de obras o espacios en el metaverso únicos u obras seriadas. También se celebran subastas y posibilidad de puja en un tiempo limitado. Aunque las obras compradas no pueden devolverse, Art.army ofrece un mercado secundario que permite a coleccionistas revender o subastar las obras.

 

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Cecilia Castelló Llantada
Es redactora jefa de la mesa digital en Cinco Días, periódico donde trabaja desde el año 2000. Licenciada en Economía y Periodismo, ha escrito en la sección de Mercados, en Empresas y, en los últimos años, ha formado parte del equipo que ha impulsado la transformación digital del diario económico decano de España

Archivado En

_
_