Cellnex dispara sus ingresos un 58% tras acumular una inversión en 2021 de 18.800 millones

Abre la puerta a la entrada de socios minoritarios en algunas filiales

Registra pérdidas contables de 351 millones por los extraordinarios y el aumento de amortizaciones y costes financieros

Cellnex dispara sus ingresos un 58% tras acumular una inversión en 2021 de 18.800 millones

Cellnex Telecom se acaba de examinar de las cuentas de 2021, un ejercicio marcado, de nuevo, por las multimillonarias adquisiciones en distintos países europeos. Los ingresos ascendieron a 2.536 millones de euros, un 58% más que en 2020, mientras que el Ebitda ajustado aumentó un 63%, hasta 1.921 millones. A su vez, el flujo de caja libre y recurrente apalancado alcanzó los 981 millones, un 61% más. La compañía ha indicado que ha cumplido las previsiones establecidas para el ejercicio.

En el informe financiero remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa señala que las cuentas recogen el crecimiento orgánico y el efecto de la consolidación de las adquisiciones de activos llevadas a cabo en 2020 y en 2021. El global de la inversión asociada a las nuevas operaciones ejecutadas durante 2021 supera los 18.800 millones de euros. "Es la mayor inversión realizada por la compañía de toda su historia en un solo ejercicio", ha dicho Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, en un encuentro con los medios de comunicación.

El resultado neto contable, no obstante, fue negativo en 351 millones de euros, por el efecto de las mayores amortizaciones, que aumentaron un 73%, y costes financieros, que subieron un 64%, asociados al intenso proceso de adquisiciones y la consiguiente ampliación del perímetro del grupo. Además, la empresa ha registrado dos impactos de carácter extraordinario y no recurrentes en el resultado del ejercicio, correspondientes al plan voluntario de prejubilaciones acordado en el mes de diciembre en las filiales de Cellnex España para el período 2022-2025, que asciende a 80 millones de euros, y al incremento del impuesto de sociedades en Reino Unido que pasará del 19% actual al 25% en 2023. En este sentido, este último impacto rondará los 100 millones correspondientes a la actualización de los impuestos diferidos. En 2020, las pérdidas contables habían rondado los 130 millones.

El consejero delegado ha explicado que la compañía mantiene una estrategia financiera prudente, en la que se ha optado en trasladar las amortizaciones a los activos fijos en lugar de al fondo de comercio, para evitar una alta volatilidad en el balance. Tobías Martínez ha explicado que Cellnex seguirá registrando pérdidas contables durante muchos años, porque tiene que amortizar las inversiones por más de 38.000 millones de euros que ha realizado en los últimos años. "Estas pérdidas nos preocupan entre cero y nada", ha explicado.

La compañía ha confirmado las previsiones para 2022: ingresos estimados entre 3.460 y 3.510 millones de euros; Ebitda entre 2.650 y 2.700; y flujo de caja libre recurrente apalancado (RLFCF) entre 1.350 y 1.380 millones. "Estamos hablando de un crecimiento en 2022 superior al 40% de los ingresos", ha señalado el directivo.

De igual forma, ha reiterado la perspectiva de crecimiento anunciada para el período 2021-2025 con crecimientos anualizados del 13% en ingresos, hasta 4.100 – 4.300 millones en 2025; del +15% en ebitda, hasta 3.300-3.500 millones en 2025; y del 21% en el flujo de caja libre y recurrente, hasta 2.000-2.200 millones en 2025. "Mantenemos las previsiones, pese a que tengamos que vender algún activo para cumplir con las condiciones que nos puedan poner algunas autoridades de la competencia en los países en que operamos, como es el caso de Reino Unido, para recibir el visto bueno en alguna transacción", ha dicho Tobías Martínez, quien ha añadido que espera la resolución de la compra de las torres de Hutchison en el mercado británico para el 7 de marzo. El ejecutivo se ha mostrado confiado en que Reino Unido apruebe finalmente la transacción.

La deuda financiera neta a 31 de diciembre de 2021 ascendía a 11.919 millones de euros. Actualmente, el 87% de la deuda está referenciada a tipo fijo.

Cellnex, que está a la espera de la decisión de Reino Unido sobre la compra de las torres en el país de Hutchison, contaba al cierre de diciembre 2021, con una liquidez disponible, tesorería y deuda no dispuesta, de aproximadamente 8.600 millones de euros. Durante 2021, la compañía llevó a cabo una ampliación de capital de 7.000 millones de euros, y colocó hasta cinco emisiones de deuda por un importe total de 6.000 millones. "Tenemos flexibilidad financiera para acometer las inversiones", ha dicho el director financiero, José Manuel Aisa.

La empresa ha indicado que no descarta abrir el capital de determinadas filiales para facilitar la entrada de accionistas minoritarios como vía de financiación adicional.

Durante el pasado año, la actividad corporativa fue intensa. Cellnex cerró operaciones de crecimiento en Francia (Hivory); Austria, Dinamarca, Irlanda, Italia y Suecia (CK Hutchison); Polonia (Play y Polkomtel Infrastruktura) y Países Bajos (emplazamientos de Deutsche Telekom) a través de los cuales ha incorporado un total de 46.600 emplazamientos a su portafolio de infraestructuras en Europa y programas de despliegue (BTS) de más de 13.000 nuevos emplazamientos en estos países hasta 2030.

Al margen del cierre de estas operaciones, en los dos primeros meses de 2022, la empresa ha anunciado nuevos acuerdos de crecimiento por un importe de 1.900 millones de euros: en Francia con Bouygues Telecom, Iliad y la Societé du Grand Paris, que suman 1.500 millones de euros; en Portugal con MEO y ONI; en Reino Unido, con un acuerdo con BT para ampliar su alianza de prestación de servicios, y Países Bajos, con la red ferroviaria de ProRail. "Dicen que no hemos hecho grandes transacciones, pero con este ritmo, la inversión en este ejercicio ascendería a 12.000 millones", ha dicho el directivo, quien ha recalcado que los clientes, cuando empiezan cualquier proyecto ya cuentan con Cellnex.

Tobías Martinez ha destacado que tanto el vector orgánico como el inorgánico han sido los impulsores del crecimiento. “La consolidación de nuestras operaciones en cinco de los seis países en los que hemos adquirido activos a CK Hutchison, y las anunciadas en los primeros meses de 2021 han tenido un efecto sobre la ampliación del perímetro de la compañía y provocado aumentos por encima del 50% y 60% en ingresos, Ebitda y cash flow recurrente”, dice el ejecutivo, quien añade que se trata de unos crecimientos que seguirán teniendo un efecto arrastre importante en 2022, cuando varias de estas operaciones se consolidarán ya a ejercicio completo.

El ejecutivo destaca también el crecimiento orgánico del 6,2% “que muestran la fortaleza de nuestro negocio, y la capacidad de la empresa para seguir creciendo más allá de las adquisiciones, y supera el objetivo del 5% que teníamos establecido”. Martínez ha indicado que el despliegue de 5G va a ser clave para el crecimiento orgánico.

Por áreas de negocio, los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles aportaron el 87% de los ingresos, con 2.215 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 74% con respecto a 2020. A su vez, la actividad de infraestructuras de radiodifusión aportó un 9% de los ingresos con 219 millones. El negocio centrado en las redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas (IoT y smart cities) aportó un 4% de los ingresos, con 103 millones de euros.

A su vez, a 31 de diciembre, el principal mercado de la compañía es España con un 21% de los ingresos del grupo, seguido de Italia, con un 20% y Francia con el 16%.

Cellnex contaba al cierre del ejercicio con un total de 101.802 emplazamientos operativos, sin contar los emplazamientos a desplegar y operaciones pendientes de cierre: 4.494 en Austria, 1.411 en Dinamarca, 10.368 en España, 22.797 en Francia, 1.834 en Irlanda, 20.272 en Italia, 4.069 en Países Bajos, 14.651 en Polonia, 5.875 en Portugal, 7.996 en el Reino Unido, 2.668 en Suecia y 5.367 en Suiza. A ellos se suman 5.213 nodos DAS y small cells (un 50% más). De contabilizarse las torres pendientes de despliegue, el parque total de emplazamientos superaría los 130.000, repartidos en una docena de países europeos.

Con respecto a la posible consolidación en el sector de las telecomunicaciones, Tobías Martínez ha indicado que habrá que ver cómo se articula, y dependerá de cada operación. "No nos preocupa", ha señalado el directivo, quien ha recordado que Cellnex tiene ya contratos con operadores a largo plazo por 110.000 millones de euros.

Tobías Martínez ha defendido también la decisión de Cellnex de acudir al mercado para recomprar acciones propias. De hecho, la empresa ha invertido cerca de 280 millones de euros en las últimas semanas para adquirir un 1% del capital. "A los precios que se han hecho, nos parece una magnífica inversión", ha explicado el ejecutivo, quien ha añadido que Cellnex también tendría la opción de utilizar la autocartera para pagar alguna transacción con estas acciones. En términos generales, Martínez cree que el mercado ha sobrereaccionado con respecto a las fuertes caídas sufridas por las compañías de infraestructuras de telecomunicaciones.

En cualquier caso, el ejecutivo ha asegurado que el retorno para los accionistas de Cellnex es imbatible.

El CEO de Cellnex también ha indicado que la compañía sigue interesada en entrar en Alemania, si bien ha dejado claro que la empresa no depende de estar en el mercado germano.

Plan de contingencia en Polonia

Tobías Martínez ha señalado que Cellnex tiene un plan de contingencia en Polonia, país vecino de Ucrania, país este último que ha sido invadido por Rusia. El directivo ha indicado que la guerra no afecta directamente a la empresa, si bien en Polonia la compañía cuenta con un equipo de 500 personas, y varios proyectos de crecimiento, de la mano de dos grandes clientes, Play y Polkomtel.

Cellnex gestiona en Polonia algo más de 14.000 emplazamientos de servicios de telecomunicaciones.

Retribución del CEO en 2021

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, percibió una retribución total en 2021 de 4,96 millones de euros, por encima de los 4,37 millones de 2020 pero por debajo de los 4,98 millones de 2019, según explica la compañía en su informe de retribuciones, remitido a la CNMV.

De ellos, 1,771 millones de euros corresponden a los elementos fijos (1,3 millones la retribución fija, 115.000 euros la retribución fija consejo, 325.000 euros por el plan de previsión social, y 31.972 euros por otros conceptos).

La retribución variable ascendió a 1,27 millones de euros, mientras que los denominados incentivos a largo plazo rondaron los 1,92 millones.

En el citado informe, la empresa señala que la retribución media del resto de consejeros no ejecutivos ascendió a 159.100 euros. Con respecto al ratio relativo a la retribución media de la plantilla, la empresa indica que cuenta con 2.877 empleados en total, cuya retribución promedio se encuentra en 60.300 euros. “Por tanto, el ratio existente entre la retribución total del consejero delegado y la retribución media de la plantilla es de 79 veces”, dice la compañía.

Normas
Entra en El País para participar