Aerolíneas

IAG analiza posibles desinversiones y alianzas para reforzar sus fondos en la salida de la crisis

Un avión de British Airways en el aeropuerto de Londres-Heathrow.
Un avión de British Airways en el aeropuerto de Londres-Heathrow.

La lenta reactivación del tráfico aéreo, y la incertidumbre que aún reina en el negocio de los viajes por el coronavirus, ha hecho que el holding de aerolíneas IAG se abra a una revisión estratégica de su cartera de activos. La compañía está considerando distintas vías para captar efectivo y reforzar sus fondos ante la salida de la crisis. No se descartan desinversiones, asociaciones y empresas conjuntas.

Entre las cartas en la mano de la compañía que dirige Luis Gallego se encuentran sus aviones, el programa de fidelización del viajero o la unidad de carga, según las fuentes consultadas. Esta iniciativa se encuentra en una fase inicial, por lo que aún no hay decisiones en firme. Desde IAG se ha eludido hacer comentarios.

El programa de millas IAG Loyalty cuenta más de 35 millones de miembros en todo el mundo. El holding también gestiona IAG Cargo, que opera una red mundial de transporte aéreo de carga aérea, e IAG Servicios Globales. La flota del holding que engloba a British Airways, Iberia, Aer Lingus y Vueling está formada por 533 aviones, operados a través de las citadas marcas, con 279 destinos y 118 millones de pasajeros al año antes de que comenzara la pandemia

El buque insignia del grupo, British Airways, está experimentando un aumento en las ventas debido al levantamiento de algunas restricciones, pero el negocio de vuelos de larga distancia sigue estando muy afectado por el efecto de la variante ómicron a nivel mundial.

Además de IAG, otras referencias del sector están explorando formas de maximizar el valor de sus carteras de activos, incluyendo United Airlines, que tantea la posible venta de una participación minoritaria en su programa de viajero frecuente MileagePlus.

Normas
Entra en El País para participar