Opción de compra del banco

Merlin activará la venta de sus sucursales de BBVA por más de 1.750 millones

La socimi espera cerrar el traspaso este año o a inicio de 2023. Aprovechará para repartir un dividendo extraordinario

Sucursal de BBVA en Madrid.
Sucursal de BBVA en Madrid.

Merlin está a punto de apretar el botón para comenzar con la que será una de las grandes operaciones de venta en los últimos años dentro del sector inmobiliario. La compañía tomará en breve la decisión de iniciar el traspaso de la cartera de sucursales que tiene en propiedad y que está arrendadas a BBVA, tasadas (valor en libros) en la actualidad en más de 1.750 millones de euros.

La socimi tiene cuatro ventanas este año para iniciar la venta y comunicárselo al inquilino, BBVA: en este mes de febrero, mayo, septiembre y noviembre, según avanzó este miércoles Ismael Clemente en un encuentro con la prensa por la presentación de resultados anuales de la compañía. Esta inmobiliaria adquirió en 2014 a BBVA la entonces llamada cartera Tree o Árbol con más de 1.100 oficinas bancarias.

El banco presidido por Carlos Torres tiene una opción de compra para llevar las sucursales de Merlin de nuevo al perímetro del banco, que deberá ejercer en dos meses desde que la socimi active la compra. Si la entidad financiera no ejerce su derecho de adquisición preferente, desde ese momento, la inmobiliaria tendrá medio año para encontrar un comprador, por lo que Clemente señaló que la transacción se podría cerrar este mismo año o saltar a inicio de 2023. La socimi ya comunicó a los analistas en noviembre la intención de iniciar este proceso.

El banco tiene dos meses para ejercer la recompra y la socimi seis meses para vender

Actualmente, esa cartera está compuesta por alrededor de 660 sucursales de BBVA. Están alquiladas al banco hasta 2039 con un contrato de obligado cumplimiento, por lo que desde la socimi se entiende que es una pieza muy apetitosa para inversores. Clemente cree que, si BBVA no ejerce su derecho de compra, habrá interés tanto de aseguradoras y fondos de pensiones –que busquen retornos a través de los alquileres a largo plazo– como de fondos inmobiliarios a los que les guste esa cartera. “El interés del mercado es fuerte”, aseveró el consejero delegado.

BBVA ya ejerció ese derecho de adquisición preferente en otra pequeña cartera que Merlin puso anteriormente a la venta.

Merlin y BBVA son socios también en Distrito Castellana Norte (DCN), la principal promotora de Madrid Nuevo Norte. Actualmente se encuentran en un arbitraje en la Cámara de Comercio de Madrid porque el banco quiere retirar el derecho de adquisición preferente y tanteo de la socimi sobre las acciones de DCN en propiedad del banco en el caso de que decida desprenderse de ellas. Merlin siempre ha demostrado su interés por crecer en esa operación urbanística.

Más dividendos

La compañía, cotizada en el Ibex 35, informó que parte de los recursos que obtenga por la venta de la cartera Tree los destinará a un dividendo extraordinario de alrededor de 250 millones. Ese capital también servirá para impulsar su plan de construir centros de datos; reducir el ratio de endeudamiento; desarrollar los planes de inversión logística, y contemplar una posible recompra de acciones.

Precisamente respecto al dividendo de 2021, la socimi lo eleva 0,40 euros por acción (188 millones en conjunto) –del que 0,15 euros ya ha sido abonado y hay una recomendación a la próxima junta de accionistas para pagar otros 0,25 euros como mínimo–. Igualmente para 2022, crecería a 0,45 euros (211 millones al menos), sin contar el posible extraordinario por el traspaso de la cartera de BBVA.

Conflicto con Santander

Sobre el conflicto surgido con el principal accionista de la inmobiliaria, el banco Santander, que controla el 22% del capital, y que en diciembre promovió sin éxito el cese del consejero delegado, Clemente da por cerrado ese episodio. En enero se aprobaron medidas de gobierno corporativo –como la creación de un comité de planificación y coordinación– y el compromiso de renovar a todos los consejeros, incluido el CEO, en la próxima junta de accionistas. Igualmente circunscribió esas negociaciones con el Santander al trabajo en el consejo entre los independientes y los dominicales del banco y de Nortia (Manuel Lao).

Aumento de un 800% del beneficio por la revalorización de activos

La socimi obtuvo 512 millones de euros de beneficio neto en 2021, un 809% más que el año anterior. Este incremento se explica en gran parte por el criterio contable de las socimis de incluir la revalorización de sus activos, de 239 millones, frente a la depreciación de un año antes. En beneficio operativo, alcanzó los 273 millones, un 4,1% más que en 2020. Respecto a las rentas por alquileres (el principal negocio de la empresa), ascendió un 0,4%, hasta 503 millones.

Gracias a la revalorización, la cartera de la inmobiliaria –la mayor en España– ha superado la barrera de los 13.000 millones de euros en propiedades, concretamente los 13.041 millones.

Normas
Entra en El País para participar