Banca

El Gobierno publicará en marzo el anteproyecto para crear la Autoridad de Protección al Cliente Financiero

El proyecto se anunció con el Gobierno de Mariano Rajoy

La ministra de Economía, Nadia Calviño.
La ministra de Economía, Nadia Calviño. Europa Press

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, anunció ayer que en marzo prevé publicar el texto del anteproyecto de ley de creación de la Autoridad de Protección del Cliente Financiero, una medida incluida en el Plan Anual Normativo 2022. Este proyecto cuenta con años de retraso, ya que el primero en anunciar su creación fue el Gobierno de Mariano Rajoy, y Pedro Sánchez recogió el testigo en 2018, una vez que su puesta en marcha es de obligada aprobación por mandato del derecho europeo. Es, en concreto, una exigencia de una directiva europea de 2013 que fue traspuesta en 2017 con la Ley de Resolución Alternativa de Conflictos de Consumo. El proyecto absorberá las funciones que desempeña en la actualidad el servicio de reclamaciones del Banco de España, CNMV y Seguros.

Durante la firma del Protocolo bancario para la inclusión financiera de los mayores, Calviño ha señalado que esta nueva autoridad será “un mecanismo muy útil para asegurar que las entidades financieras cumplen con sus obligaciones de conducta frente a sus clientes”.

Otro de los objetivos de esta autoridad será el fomento de la educación financiera, según remarcó la vicepresidenta económica.

La idea del Gobierno socialista era que el proyecto saliese adelante en 2019, pero estos planes se retrasaron por la convocatoria de elecciones generales ese año y después por el estallido de la pandemia, que llevó al Ministerio de Asuntos Económicos a centrarse en las medidas de respuesta a la crisis.

Calviño también adelantó que, durante las próximas semanas, el Gobierno “va a adoptar el proyecto de Ley de Servicios de Atención al Cliente”, que se encuentra “prácticamente pendiente del informe del Consejo de Estado”. Este proyecto va a incluir “exigencias específicas” para el sector financiero con el objetivo de mejorar los canales y la atención personalizada para garantizar la respuesta “adecuada” a los clientes.

El Banco de España recibió en los nueve primeros meses de 2021 (últimos datos disponibles) 26.719 reclamaciones, más de 5.000 que las expuestas en todo el año 2020. Las quejas se centran sobre todo en tarjetas, hipotecas, cuentas y comisiones aplicadas. Las decisiones de esta nueva autoridad serán vinculantes para las entidades hasta un importe determinado.

 

Normas
Entra en El País para participar