Inmobiliario

Inbisa crece un 60% en ventas y relanza su negocio de promoción logística

La firma vasca cuenta con una cartera de terrenos para 800 viviendas. Prevé la compra de suelo que aporte 150 millones de negocio

Promoción de Inbisa en el barrio de Valdebebas (Madrid).
Promoción de Inbisa en el barrio de Valdebebas (Madrid).

La promotora vasca Inbisa quiere volver a uno de sus negocios claves del pasado, la construcción de naves industriales y logísticas coincidiendo con el auge de esa actividad debido a la necesidad de los operadores de comercio electrónico.

Esta nueva actividad se sumará a la que ha impulsado el crecimiento de la promotora vizcaína en los últimos años, la de la promoción residencial. Gracias a la edificación de vivienda, el pasado año la empresa propiedad de Jesús González Moro facturó alrededor de 95 millones de euros, lo que supone un salto de un 60% respecto a 2020, según confirman fuentes de la empresa.

Esta empresa se ha convertido en una de las mayores promotoras de capital familiar, junto a las más grandes Amenabar y Pryconsa, y a otras como Inveravante, de la familia Jove.

El pasado año entregó cerca de 500 viviendas en siete promociones: en Cantabria, Burgos, Bizkaia, Málaga y otras tres en Barcelona. Además, en diciembre se deshizo de un activo icónico, el Castillo de Butrón, un edificio del siglo XIII situado en Gatika (Bizkaia) a 20 kilómetros de Bilbao, y que fue adquirido por un residente extranjero.

En el pasado, la compañía fue uno de los principales actores en la promoción de suelo logístico, con más 800.000 m2 de superficie construida desde 1995. Pero en los últimos años había parado ese negocio para apostar por el sector residencial, una actividad que se comenzó a recuperar en España con cierto brío a partir de 2015.

Esa apuesta por el residencial continúa. Para 2022, la firma vasca busca engordar su cartera de suelo. El objetivo de compra de terrenos pasa por incorporar solares con capacidad para 600 nuevas viviendas, lo que supondría unos 150 millones de volumen de ventas.

En la actualidad, dispone de un portfolio de 800 viviendas en cartera en distintas fases de desarrollo. Entregará este año dos promociones en Madrid (235 unidades), construye y comercializa otras 150 en Pamplona y Palma, y otras 300 son de reciente comercialización en Navarra y la urbe barcelonesa de Granollers. Además, en marzo lanzará la comercialización de 135 casas en Valladolid.

Aunque para 2022 espera entregar menos viviendas, la empresa espera que la facturación sea similar a la de 2021 al ser cada casa de mayor precio.

Desinversión del patrimonio en Barcelona

Inbisa se encuentra desinvertiendo parte de su patrimonio terciario, al poner a la venta el edificio de oficinas de Mas Blau en El Prat de Llobregat (Barcelona). Además, dentro de su patrimonio cuenta con la sede central de Bilbao y el centro comercial Espacio Coruña. Desde 1995, la sociedad ha construido 300.000 m2 de superficie de terciario.

Normas
Entra en El País para participar