Cellnex impulsa la autocartera con su caída en Bolsa e invierte 280 millones

También hace acopio de acciones para el posible pago a Hutchison por las torres británicas

Tobías Martínez, CEO de Cellnex.
Tobías Martínez, CEO de Cellnex.

Movimiento agresivo de Cellnex en los mercados financieros. La compañía de infraestructuras de telecomunicaciones ha impulsado la compra de acciones propias en el mercado en las últimas semanas, hasta alcanzar el 1,012% del capital, según figura en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Hasta ahora, la autocartera había tenido un papel prácticamente testimonial en Cellnex. De hecho, en la anterior comunicación remitida a la autoridad bursátil, en mayo de 2021, la compañía indicaba que la autocartera era del 0,012% del capital.

En este sentido, la mayor parte de las adquisiciones de títulos se han hecho desde el comienzo de 2022, en un rango de precios entre 39,12 y 49 euros. Aunque, en la última parte de 2021, adquirió algunos títulos por encima de 50 euros.

En total, la inversión realizada por Cellnex en autocartera supera los 280 millones de euros.

La compañía que dirige Tobías Martínez ha aprovechado la fuerte corrección sufrida por el precio de las acciones en las últimas semanas para aumentar estas compras. Los títulos cerraron la sesión de ayer en 39,10 euros, y registran una caída del 23,6% desde principios de año. Cellnex, que capitaliza 26.560 millones de euros, llegó a cotizar en 61,88 euros a finales de agosto del pasado año.

El grupo parece considerar que su acción tiene un fuerte potencial de revalorización. Así, el precio objetivo medio de sus títulos, según el ranking que elabora Bloomberg entre los analistas que siguen la compañía es de 66,10 euros. Es decir, el potencial de subida sería del 58%. Y más de media docena de casas de bolsa sitúa el precio objetivo de la acción de Cellnex por encima de 70 euros.

Hutchison

Además, Cellnex ha empezado a hacer acopio de acciones propias en su autocartera de cara al posible cierre de la compra de las torres de Hutchison en Reino Unido. Y es que ambas compañías habían acordado un pago mixto, en efectivo y acciones.

Los pagos en efectivo se han ido realizando en la medida en que se han ido cerrando las compras en cada uno de los países. Ya se han cerrado cinco de las seis transacciones (Austria, Dinamarca, Irlanda, Italia y Suecia. La emisión de nuevas acciones está ligada al cierre de la operación en Reino Unido, donde las autoridades de la competencia tienen en marcha una investigación en profundidad, con un plazo máximo para anunciar su resolución final que concluye el 7 de marzo.

En el momento del acuerdo, en noviembre de 2020, Cellnex indicó que Hutchison poseería alrededor del 5% de su capital social, una vez realizada la ampliación prevista. No obstante, el porcentaje final, si la transacción británica se cierra con éxito, será diferente, puesto que, en 2021, Cellnex realizó una macroampliación de capital de 7.000 millones de euros para financiar nuevas adquisiciones.

La empresa española ha ofrecido a la autoridad de la competencia de Reino Unido (CMA) desinvertir hasta 1.100 torres, en torno al 8% del portfolio que surgiría de su integración con Hutchison en el país, para recibir el visto bueno.

Posibles fusiones

El sector de las torres de telecos está pendiente de posibles fusiones. Ayer, Orange abrió la puerta a posibles transacciones de su filial Totem, desde la compra de emplazamientos a una fusión con alguno de sus rivales para crear una gran towerco europea. Orange parece seguir los pasos de Vodafone, que segregó sus torres en Europa, creando una filial, bautizada como Vantage, que salió a Bolsa en 2021. En enero, Bloomberg publicó que Orange estaba negociando un posible acuerdo de torres con Deutsche Telekom, si bien el grupo germano también contemplaba opciones con Vantage.

Normas
Entra en El País para participar