Transporte

SNCF rompe con Renfe en servicios transfronterizos y la española pedirá a Francia operar en solitario

El operador galo argumenta falta de rentabilidad para no renovar la alianza con el español, que vence en diciembre de este año

Indicativo de la empresa conjunta de Renfe y SNCF en un tren AVE.
Indicativo de la empresa conjunta de Renfe y SNCF en un tren AVE.

Jaque mate a la alianza entre los operadores ferroviarios Renfe y SNCF, a través de la participada a partes iguales Elipsos, que permite rutas transfronterizas en alta velocidad entre España y Francia desde 2013. La compañía pública gala ha tomado la decisión de zanjar la relación a finales de este año, según ha adelantado el rotativo Les Echos citando una fuente oficial de Voyages SNCF. El motivo explicado está en las pérdidas acumuladas. Esta cooperación afecta a las rutas Barcelona-Lyon-París y Madrid-Marsella.

Fuentes de Renfe explican que se ha tratado de una decisión unilateral de su aliado, que no es compartida desde Madrid. La intención de la firma que preside Isaías Táboas era renovar en diciembre y su objetivo ahora es salvar esos servicios. Para ello, Renfe va a pedir permiso a las autoridades galas. El primer escollo que deberá salvar la empresa dependiente del Ministerio de Transportes es la homologación de su material rodante para llegar hasta París en alta velocidad.

La ruptura llega tras la grave afectación de la pandemia al tráfico de viajeros, con una demanda que se desplomó más del 70% en 2020 y casi un 60% en 2021 en estos corredores transfronterizos. Pero SNCF y Renfe también se encuentran en una posición de competidores desde el pasado mes de mayo en la alta velocidad en España, donde la francesa opera bajo la marca Ouigo. Y próximamente serán rivales en el país vecino. Renfe trabaja para que sus trenes puedan llegar a París y también está interesada en operar redes regionales y en el Eurostar que enlaza con Londres.

Ambas compañías trabajaban de forma conjunta con trenes TGV y AVE diurnos desde hace nueve años, después de una experiencia previa con servicios nocturnos. La SNCF pone sus trenes de Alstom para cubrir el eje París y Barcelona, y los AVE de Renfe cruzan la frontera en la ruta Madrid-Marsella y Barcelona-Lyon.

Según se ha afirmado desde SNCF, su intención es seguir cubriendo la conexión entre Barcelona y París, pero ya no será en cooperación con Renfe.

Normas
Entra en El País para participar